ARTE TORREHERBEROS: COMENTARIO DE LOS BURGUESES DE CALAIS DE RODIN
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





domingo, 8 de mayo de 2011

COMENTARIO DE LOS BURGUESES DE CALAIS DE RODIN


ENCUADRE

Obra: Los burgueses de Calais (231 cm. altura). Calais (Francia).
Autor: Auguste Rodin (1840-1917).
Género: Escultura de bulto redondo; Grupo escultórico. Bronce.
Estilo: Arte de vanguardia. Impresionismo.
Cronología: Finales siglo XIX: 1885-1895.
Otras obras: Las puertas del infierno, El pensador, El beso, La catedral...

ANÁLISIS
 
Los Burgueses de Calais fue una de las obras más queridas por Rodin, y en ella trabajó arduamente varios años hasta captar el angustioso caminar de unos hombres hacia la muerte. En su estudio se multiplicaban los esbozos y maquetas, en terracota y yeso, del conjunto y de cada una de las figuras. Una y otra vez modela cuerpos desnudos andando, a los que luego superpone paños, hasta conseguir plasmar, no cuerpos humanos en su realismo anatómico, sino seres animados por la emoción de un triste presagio. 
La escultura está realizada en bronce. Fue hecha por Rodin a finales del XIX y mide  más de dos metros de alto. Se compone de seis hombres de igual altura y vestidos en ropajes similares. No se presenta jerarquía alguna en el grupo. Los hombres dirigen sus miradas a puntos diversos: cuatro de ellos hacen ademanes y toman un paso al frente, los otros dos permanecen tranquilos. Las figuras forman un grupo compacto, pero permanecen libres entre ellos. Las figuras están realizadas a tamaño natural y parecen agobiadas por sus prendas y sus desproporcionadamente grandes manos y pies.
Rodin, tras descartar el típico monumento con un gran pedestal, optó por situar a los personajes sobre una mínima peana triangular, casi a la altura del espectador, lo que les daba más humanidad (esto le acarreó múltiples discusiones con el cabildo municipal). Tampoco forman un único bloque, sino que se trata de seis figuras totalmente exentas, en la que es tan importante la materia que las compone como el espacio vacío que las rodea. Este aislamiento físico de cada una de las figuras está reforzado por un tratamiento retratístico, que rehuye la idealización, y por las distintas actitudes de los personajes.
Los ademanes de los hombres forman en conjunto un pausado movimiento rotatorio dentro de la escultura, que se produce por los muchos sentidos locales que el espectador sólo capta desde algunos puntos. Los hombres no se comunican entre ellos ni con el espectador. Cada rostro refleja rasgos individuales y da la impresión de sentimientos variados (resolución, angustia, apatía...). Rodin expresa con realismo a seis hombres que han sobrevivido un sitio de un año y que ahora dan su primer paso hacia la muerte. Algunos se inclinan, unos cabizbajos, otros con la cabeza alta, otros se tapan el rostro horrorizado con las manos, todos dudan. Los seis burgueses están vestidos con harapos y preparados para ser colgados.


En ésta, como en otras de sus creaciones  es patente la reacción de Rodin contra el neoclasicismo escultórico, frío e idealista, y su interés por una plástica de un naturalismo más intenso, incidiendo en el camino ya emprendido por la pintura coetánea: el impresionismo: intensidad, dramatismo, luminosidad... En cada uno de estos personajes late la emoción de un nuevo romanticismo, pero con el vigor y la potencia expresiva de un artista que cree que el escultor tiene una misión histórica: dar a la ciudad moderna monumentos modernos. En la figura de los seis rehenes amenazados de muerte, Rodin creó una gran variedad de respuestas a una crisis emocional extrema. En esta obra se aprecia el deterioro físico y anímico de las anatomías  y anuncia las vigorosas deformaciones del Expresionismo. En el aspecto técnico aplicó un poderoso modelado de superficies rugosas, así como multiplicó los planos para conseguir efectos de luz y claroscuros. Ese aspecto rugoso trata de mostrar lo transitorio, lo efímero, lo accidental y se acerca mucho al modelado "non finito" de Miguel Ángel (Rodin afirmaba que no había lugar para el acabado en la obra, pues la imaginación del espectador era quién debía completar la obra).
Podemos hablar, por tanto, de una tendencia expresionista a la que se llega por el aparente abocetamiento de la obra, por la impresión que produce de no estar terminada, de manera que sea la luz en nuestra retina la que le confiera la forma definitiva. Con ello, se facilita al espectador la visualización del acto sublime de la creación artística desde el caos de la materia informe, en un proceso de dramático dinamismo.
La escultura de Rodin era innovadora para su tiempo. Manifiesta la cruda verdad de las figuras épicas según las teorías del realistas que se refleja en rasgos expresionistas, el rápido modelado, incluso con las manos imita los efectos lumínicos buscados por el impresionistas, y, en definitiva, se opone al rígido academicismo del siglo XIX. 


COMENTARIO

Este conjunto escultórico en bronce, del qué existen varias copias, fue encargado a Rodin, en 1884, por el Ayuntamiento de Calais, para conmemorar un suceso histórico acaecido durante la Guerra de los Cien Años, conflicto en el que se enfrentaron Inglaterra y Francia  en el siglo XIV. A la muerte del rey francés Carlos IV, último  Capeto, el  soberano inglés Eduardo III le disputó el trono a Felipe VI, de la Casa de Valois. En 1347 Eduardo III tomó Calais. Tras un largo asedio, el Concejo y los vecinos de la ciudad pidieron pactar su rendición, pero Eduardo III exigió su entrega sin condiciones y amenazó con arrasarla, a menos que seis  vecinos partiesen hacia el campamento enemigo, descalzos y  sin más abrigo que una camisa, llevando todos la soga de los ahorcados al cuello y en las manos las llaves de la ciudad y el castillo.


El gobernador de la ciudd Jean de Vienne informó al pueblo, reunido en la plaza, del cruel precio que pagar. La respuesta, no obstante, no se hizo esperar: Eustache de Saint-Pierre, el más acaudalado de todos, avanzó dispuesto a morir por sus conciudadanos. Enseguida otros cinco prohombres secundan su ejemplo y, de acuerdo con las condiciones impuestas, marcharon hacia el campamento inglés, donde les recibió el rey con duras palabras. Sin embargo, estando ya dispuesto el verdugo para proceder al ajusticiamiento, la reina pidió clemencia a su marido, quien les perdonó la vida, pues no quiso contrariar a su esposa, que se hallaba encinta y muy adelantada.

En 1880, el joven alcalde de Calais, Oscar Dewavrin, decretó que en la plaza de la ciudad se levantara un monumento para homenajear a Eustache de Saint-Pierre, el más prominente de los seis héroes. El alcalde pensó en un burgués sobre un alto pedestal, en el estilo heroico y académico común en los más importantes monumentos a finales del siglo XIX. En 1884, el alcalde consultó a sus ciudadanos quienes propusieron a Auguste Rodin, quien ya era famoso por sus esculturas realísticas y expresivas, para crear la escultura. Pero la elección también la decidió el alcade, al visitar el estudio del escultor y admirar la fuerza de sus esculturas.
Para la mayoría de sus contemporáneos sus "Burgueses" no estaban a la altura que requería el patriotismo francés. Ante la primera maqueta, el comité manifiesta al artista su desencanto. La disposición de los burgueses fue  otro motivo de discrepancia entre el escultor y el comité. Así, la Academia le reprocha no haber establecido cierta gradación de planos en el terreno que sirve de soporte a sus personajes, introduciendo alguna variedad en la estatura de los rehenes. Rodin contesta: “¿Cómo? ¿Que las cabezas deben formar una pirámide en lugar del cubo, de la horizontal? ¡Pero si eso es pura y simplemente la Academia imponiéndome sus dogmas”.  La prensa local se burló de los "tíos en camisones de dormir" y el comité anunció públicamente una composición más grandiosa en forma piramidal que hiciera justicia a los héroes de la ciudad y consideró además suficiente que el artista reflexionara en volver a una figura solitaria. A pesar de todo, Rodín acabó imponiendo su criterio, tras años de discusiones. Concluida la obra, tendrían que pasar diez años hasta que pudo ser fundida, por problemas económicos.
El monumento se inaugura en junio de 1895, erigido en la Plaza Richelieu. En el transcurso del acto se le impone al escultor la Legión de Honor. En 1924, tras haber permanecido guardado, después de que un obús lo dañara durante la Primera Guerra Mundial, Los Burgueses se emplazaron en la Plaza de Armas, delante del Ayuntamiento, lugar propuesto por el artista en su momento, y directamente sobre el suelo, tal y como él quería.
El aislamiento físico de cada una de las figuras, como ya hemos visto,  está reforzado por un tratamiento retratístico, que rehuye la idealización, y por las distintas actitudes de los personajes: Eustache de Saint-Pierre, el anciano, conduce con fuerza y determinación al grupo; Jean d'Aire lleva con resolución las llaves de la ciudad, en actitud de vasallaje; Andrieu d'Anders, con las manos a la cabeza, representa la desesperación de la renuncia heroica; Pierre de Wissant, en un momento de duda, vuelve la cabeza atrás mientras su hermano Jacques avanza hacia el destino ineluctable; finalmente, Jean de Fiennes, con los brazos abiertos, simboliza el sacrificio de la juventud.


Además de la escultura original que se encuentra en Calais, la técnica de vaciado permite realizar varias copias a partir del molde original. La ley francesa permitió hasta doce vaciados de la escultura a realizarse tras la muerte de Rodin. Algunas de las más famosas son las que se encuentra en Victoria Tower Gardens (junto al Parlamento de Londres), las de los jardines del Museo Rodin de París o el Metropolitam Museum de Nueva York, además de copias en Filadelfia, California, Washington, Jerusalén, Camberra, Tokyo o Seúl.

La escultura de Rodin supone la apertura, en el plano formal, del impresionismo a la escultura, si bien su plástica conjuga todo el espectro de sus posibilidades, porque en su producción late toda la emoción y la sensibilidad de quien se sabe protagonista y buscador de valores nuevos, con los que inauguró toda una serie de ismos y vanguardias. considerándosele el padre de la escultura del siglo XX. Su obra e influencia fueron extraordinarias, superando al Impresionismo, con toques simbolistas y expresionistas.  
Su escultura está arraiga en las formas clásicas (Grecia, Donatello, Miguel Ángel), formas que él las distorsiona para darles el hálito de vida y modernidad.  En cuanto al acto de la creación, era claro su débito con Miguel Ángel, como él mismo reconoció, tras su primer viaje a Italia: "Mi liberación del academicismo la debo a Miguel Ángel, quien habiéndome mostrado reglas diametralmente opuestas a las que me habían enseñado, me liberó".
Su obra se considera como la transmisión de las técnicas impresionistas a la masa, al intentar captar lo accidental y transitorio, mediante un modelado rebosante de huellas de lo transitorio. Más que la perfección formal  o la belleza, lo que pretendía plasmar era la vida, la fuerza interior y la verdad interna; y para él la vida era la fuerza, la tensión, el movimiento y la acción. Una empresa de tal envergadura acometida por un hombre que no claudicó al desaliento de la incomprensión, permaneciendo fiel a sus principios, es algo realmente grandioso, que justifica su importancia en la historia del arte.
En definitiva, las esculturas de Rodin buscaban la esencia misma del ser, por ello se deformaban y se hacían abstractas, siendo el punto de partida del lenguaje escultórico del siglo XX.  Así, pueden nombrarse importantes obras suyas, tales como Las puertas del infierno, gran proyecto que le encargó el gobierno francés y luego se lo retiró, pero que Rodin siguió trabajando toda su vida algunas de esas piezas del conjunto, como Eva, Las tres sombras del ático o El Pensador, donde se aprecia que para él el arte es todo, la belleza y la fealdad (incluso lo feo y repugnante, cosa que escandalizó en su época), esculpiendo sin idealizar, tanto a jóvenes atletas como a viejos decrépitos. Otras obras suyas son La Edad de bronce, El beso, La catedral o el Monumento a Balzac.



Para conocer más la obra de Rodin y el panorama escultórico del siglo XIX, puede consultarse esta entrada

 CONTEXTO HISTÓRICO

El siglo XIX fue un siglo agitado y veloz, en el que se producen muchos cambios: se introduce el liberalismo político y el parlamentarismo y el constitucionalismo. Se cambia la clásica sociedad estamental y con privilegios a una nueva sociedad de clases sociales, donde la capacidad y el dinero son el baremo del estatus social. En el terreno económico, el capitalismo y las revoluciones industriales transforman las formas de vida tradicionales y el maquinismo y el urbanismo diseñan las nuevas sociedades.
Un aspecto fundamental de este siglo es la gran fuerza que presentan los cambios políticos, ideológicos, económicos y sociales y su enorme repercusión en el mundo artístico. Se desarrollan un gran número de movimientos artísticos que responden a la rápida evolución de la situación política, económica y social. En todos estos movimientos se aprecia una rebeldía contra la razón y el academicismo del siglo anterior. También se producen avances científicos muy numerosos que influyen en los diferentes movimientos artísticos. Las tendencias artísticas se suceden con rapidez. En la segunda mitad de este siglo es cuando nacen los “ismos”. Con su aparición se inicia el llamado "arte moderno": a partir de él las tendencias artísticas o "ismos", que duran muy poco y se suceden con una gran rapidez.Y los ismos nacen con el Impresionismo, que aporta esa dinámica de cambio. 
El impresionismo fue un movimiento fundamentalmente pictórico, pero ejerció en las décadas finales del siglo una influencia profunda en la música, la literatura y la escultura. No parecía en principio la plástica escultórica procedimiento idóneo para traducir las vibraciones atmosféricas. Pero algunos maestros supieron introducir juegos lumínicos mediante una renovación de las técnicas; de entre ellos sobresalen Auguste Rodin, Aristide Maillol y Medardo Rosso.



Terminamos con un video de ArteHistoria sobre la escultura de Rodin y otro sobre los Burgueses de Calais:




14 comentarios:

Cayetano dijo...

Pedazo comentario. Completo y complejo. Este tipo de obras no tiene un fácil comentario, tal vez por lo que tiene de "rompedor" con los esquemas clásicos o académicos del momento.
Un saludo.

La Dame Masquée dijo...

Interesantísimo el comentario sobre el trasfondo historico durante la guerra de los cien años, inspiración de la obra. Mire que era caprichoso Eduardo III! No, y menos mal que la esposa se dedicaba a interceder, pero solo con la pretensión de que comparecieran así, aunque no hubiera tenido verdadera intención de matarlos ya le valía.

Feliz domingo

Bisous

Francisco Espada dijo...

Ha sido una suerte encontrar tu blog, Paco, donde hasta cuando comentan los alumnos lo hacen maravillosamente. El comentario de hoy sobre la obra de Rodin es, como el día a día, extraordinario.

emejota dijo...

Aquí aprendiendo. Rodín grande, grande. Un fuerte abrazo.

Mariac dijo...

Rodin, lo mismo que los artistas de la Antiguedad, no concebia una obra de bronce como una obra ùnica, por eso hizo 3 reproduciones de la obra antes de morir...
Para mi Rodin es el escultor que rompio con la escultura tradicional y abrio las puertas a la escultura moderna, la estatua que hizo del escritor Balzac fue rechazada, encargaron otra escultura de Balzac al escultor Falguiere.
Un saludo

calamanda dijo...

Genial y magnífico escultor y mi preferido,como también encuentro fantástica la obra de su alumna, su amante,al final su asistente...Camille claudel!
Camille Claudel precisamente se dio a conocer como autora de algunos de los pies y manos de "Los ciudadanos de Calais".
En "Los ciudadanos de Calais", como en su Balzac el artista modela las figuras primero desnudas y luego las viste y para él nunca estaba terminada una obra.Me gustan mucho estas palabras de Rodin sobre estas dos esculturas:"No tengo otra cosa que hacer que echar sobre ellas una tela para que todo vibre y se funda como si fuera de carne y hueso y no una reproducción fría"...y tenía toda la razón, porque es genial!!

Un beso.-

Manuel dijo...

Me ha gustado el trasfondo histórico que transcurre para el momento en que se realiza la escultura.

Un comentario excelente Paco. Se ve que siguen al maestro jedi ;D

Saludos

Gitana ♥ dijo...

Qué bellas imágenes!
paso a dejarte unbeso enorme y desearte feliz fin de semana !
:)

Antonio Martínez dijo...

Es mi obra preferida de Rodin. Autor que persigo por donde quiera que vaya: París, Londres... y ahora Wilwaukee (un Balzac desnudo impresionante). Gracias por este magnífico regalo. Por cierto, en Galicia Rodin non figura entre la "selección" para selectividad (¿alucinante?) Saludos.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Excelente y escalofriante conjunto escultórico del gran Rodin. Hace unos años pude contemplar una fantástica muestra suya que tuvo lugar en Salamanca (si no recuerdo mal en el patio de la universidad), entre las obras había un pequeño "Pensador".

Un saludo.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Cuantas veces resultan incomprendidos los artistas por quienes los contratan. No fue Rodin una excepción como nos cuentas. Sin embargo pareció ser él quien mejor comprendía lo que debía hacerce para homenajear a los burgueses de Calais. Un abrazo, Paco.

José Ramón dijo...

Paco interesante esta entrada cuanta biografía son bellas imágenes gracias por su visita.
Un Cordial Saludo desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

Alfredo dijo...

Un conjunto escultórico por el que siempre me he sentido atraído tanto por la historia de los protagonistas, como por el talento artístico de Rodin.

Un saludo!!

Lorenzo/Fotos Antiguas de Mallorca dijo...

Caray con el comentario del alumno..ya lo quisiera yo para mi. Magnifico!.
Saludos Don Paco.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...