ARTE TORREHERBEROS: COMENTARIO DE ALUMNOS. MANUEL JESÚS GALLARDO. EL JURAMENTO DE LOS HORACIOS DE DAVID
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





viernes, 6 de mayo de 2011

COMENTARIO DE ALUMNOS. MANUEL JESÚS GALLARDO. EL JURAMENTO DE LOS HORACIOS DE DAVID

 
ENCUADRE

Obra: El juramento de los Horacios
Autor: Jacques-Louis David (1748-1825)
Género: Pintura histórica (Óleo sobre lienzo; 3,30 x 4,25 m).
Cronología: 1784 2ª mitad del S. XVIII.
Estilo: Neoclasicismo
Localización actual: Museo del Louvre (Paris)
Otras obras: Rapto de las Sabinas, Muerte de Marat, Coronación de Napoleón…

ANÁLISIS

Los tres hermanos Horacios juran ante su padre lealtad al Estado y ponen a disposición su vida para defenderlo. En un rincón, se ubican sus mujeres, las cuales muestran su abatimiento por lo que están presenciando. David utilizó líneas rectas para trazar los personajes masculinos y líneas onduladas para los femeninos. El cromatismo se subordina de forma excelente al dibujo. Los colores son brillantess, aunque algo fríos y matizados y predominan las tonalidades rojas, grises y ocres. Pero aunque la variedad cromática de David es amplia, se nota una cierta frialdad en el cromatismo, los colores son apagados, fríos…
El rojo de la túnica paterna en el centro de la obra, es un símbolo de la intensidad del acto del juramento, pero también de la sangre que será derramada en un futuro muy próximo. La luz, de clara inspiración caravaggiesca, entra por la izquierda del lienzo y proyecta las sombras de los hermanos hacia el padre y las mujeres, dando un matiz dramático, intenso y abusando del claroscuro. Si somos observadores, veremos como en la composición también se hallan representados elementos clásicos, como los tres arcos de medio punto que sustentan la fachada porticada que está al final de la obra y las sólidas y robustas columnas dóricas que sustentan los arcos. En cada uno de los tres arcos se desarrolla los tres grupos compositivos: los hermanos en el arco de la izquierda, el padre en el arco central, y las mujeres en el arco derecho.
Es digno de destacar la gran labor que ha llevado a cabo el pintor al haber representado de forma sublime la tridimensionalidad en la composición, convergiendo todos los puntos de fuga en la figura central del padre y en sus manos, que sostienen las espadas, dividiendo la composición en dos mitades, con tres figuras en cada lado. Volvemos al estudio de la persperctiva y la tridimensionalidad clásica del Renacimiento.


Por otro lado, las formas están muy idealizadas y las posturas son muy claras, casi teatrales, dándose así un grado alto de orden y locuacidad en la escena. La composición, por tanto, es muy equilibrada, clara, ordenada y, casi, simétrica, muy propio de la antigüedad clásica.
Como en toda la pintura neoclásica, se nota el total predominio del dibujo sobre el color, con líneas muy nítidas que separan las formas. El uso de los colores fríos y apagados esconden la expresión y los sentimientos, al mismo tiempo que resalta el contenido, la historia o tema que trata de transmitir.

COMENTARIO

Los tres arcos del fondo dividen la composición del lienzo en tres zonas: a la izquierda se encuentran los tres hermanos; en el centro, el padre; y a la derecha las mujeres y los niños. Los distintos grupos de personajes aparecen juntos, pero sin llegar a tocarse físicamente entre ellos. El número tres es una constante en toda la obra: tres arcos, tres espadas, tres hermanos, tres mujeres…. Incluso se aprecia como la narración se reparte en tres actos. Estos tres actos o momentos están marcados físicamente por los grupos de personajes y por los tres arcos de la arquitectura de fondo. Así pues, los tres momentos resumen en primer lugar, la declaración de guerra de los tres hermanos, el juramento de fidelidad a Roma que les toma su padre sobre las espadas que llevarán a la lucha, y la desesperación de las mujeres, que se apartan del ritmo histórico para llorar en su privacidad.
Es relevante también la distribución de los elementos a partir de diferentes formas geométricas. Así, los jóvenes y el padre conforman, al ser aproximadamente del mismo tamaño, un rectángulo; en cambio, las piernas de los hermanos, las de su progenitor, las dos muchachas que se compadecen, la mujer que protege a los niños….pueden ser reducidas a triángulos.
La energía y la vitalidad que dependen los varones quedan contrarrestadas por el abatimiento de las mujeres. La estancia en la que se desarrolla la acción está desprovista de motivos decorativos, con la única salvedad de la lanza colgada en la pared del fondo. Las columnas de las arcadas son de orden toscano, más austero que el dórico del cual derivan.
La pintura neoclásica tiene por norma diferenciar el espacio masculino y el femenino. El masculino es el espacio público, el de la guerra o el trabajo. El espacio femenino será siempre el hogar, la intimidad, y sus labores llorar a los héroes muertos o realizar las tareas domésticas.


El juramento de los Horacios se basa en la tragedia "Horace" de Corneille, la cual se inspira, a su vez, en la correspondiente historia narrada en Ab urbe condita del autor latino Tito Livio. En el siglo VII a.C, Roma y Alba Longa se disputaban el dominio de la Italia central. Para dirimir cual de las dos ciudades seria la vencedora, decidieron que combatieran tres hermanos de cada bando: Los Horacios, en Roma y Los Curiacios por Alba Longa. El único superviviente fue uno de los  Horacios, quien al ver los lloros de su hermana por la perdida de su prometido, uno de los Curiacios, la mató por lamentar una perdida enemiga.
El autor de esta obra, al decantarse por este tema, pretendió infundir en sus contemporáneos el sentido del deber hacia la patria, a imagen y semblanza de los Horacios, por este motivo, podríamos decir que este cuadro posee un fin político y ético. Aunque el lienzo no pretendía apoyar la conspiración contra la autoridad del Estado en la atmosfera tensa de los años anteriores a la Revolución francesa su contenido fue interpretado en ese sentido. "El Journal" de Paris, definió a la obra con estas palabras: “(…) al contemplar este cuadro, el espectador experimenta una impresión que eleva al alma y que, para decirlo en palabras de Rousseau, tiene algo que entusiasma”. Con respecto al autor, destacamos que fue un pintor francés de bastante influencia en el estilo neoclásico. Buscó la inspiración en los modelos escultóricos y mitológicos griegos, basándose en su austeridad y severidad, algo que cuadraba con el clima moral de los últimos años del antiguo régimen. 
David fue un pintor enteramente comprometido con la situación política que vivió Francia a finales del Siglo XVIII. Participó activamente en la Revolución Francesa, fue Comisario de Museos y marcó la línea que debía seguir el arte y la moda francesa. Tras la caída de la República jacobina, fue encarcelado, pero con la llegada de Napoleón, ascendió nuevamente y fue nombrado pintor de corte, desarrollando el "Estilo Imperio", propagandístico de la figura del emperador. Tras la caída de éste, se exilio en Bruselas, donde murió. De entre sus obras más célebres, casi todas de temas históricos o mitológicos, podríamos destacar: La muerte de SócratesMuerte de Marat, El rapto de las Sabinas, San Roque intercediendo ante la Virgen por la curación de los apestados, El dolor y los lamentos de Andrómaca sobre el cuerpo de Héctor.


Con respecto a la pintura neoclásica, reflejamos como sus principales características son las siguientes:
-Se deseaba regresar a lo que se percibía como «pureza» de las artes de la Antigua Roma, la más vaga percepción («ideal») de las artes griegas y, en menor medida, al clasicismo renacentista.
-Se difundieron obras arqueológicas y otras que reproducían imágenes de las ruinas clásicas.
-Las obras tenían un fundamento didáctico.
-Intervinieron nuevos elementos para embellecer las obras: nuevos colores, pintura sobre cerámica,…
- Fue un arte academicista.

 CONTEXTO HISTÓRICO

Entre los siglos XVIII y XIX se desarrolló una nueva sensibilidad que cambiaría la forma de concebir el arte que se había tenido durante el Barroco. La racionalidad y los modelos antiguos se unirían para dar lugar al arte neoclásico. La segunda mitad del siglo XVIII se va a caracterizar por la Ilustración. Esta va a fomentar el estudio razonado de la naturaleza, así como de las sociedades mismas.
Sin embargo, y en contraste con ello, este período se caracteriza por una agitada situación política. A las guerras entre Francia e Inglaterra por el dominio de los mares y de las colonias americanas, le sucederá la Guerra de Independencia de los Estados Unidos, que es al tiempo la primera de las revoluciones burguesas. Paradójicamente en la misma participará Francia, apoyando a los insurgentes americanos.
Los principios allí aprobados por la oligarquía burguesa serán en poco tiempo los que los revolucionarios franceses intenten llevar a la práctica, lo que supondrá el inicio de la Revolución Francesa, punto de partida para la llamada Edad Contemporánea. El Antiguo Régimen, que había imperado hasta ese momento se comenzará a desmoronar; al tiempo, la naciente Revolución Industrial comienza a cambiar el mundo. De esta manera, se extiende una concepción razonada de la belleza que produce profundas transformaciones en el significado de la creación artística. Por un lado, se instituyen los criterios de juicio que dan sentido a la historia del arte, en tanto que ciencia que explica los objetos bellos de todos los tiempos, convertidos en modelos estéticos; y, por otro, se sientan las bases del arte contemporáneo, al otorgarse plenamente a la obra de arte el carácter de realidad autónoma.
Ese período no se corresponde, sin embargo, con un estilo único, a causa, precisamente, de la dificultad para establecer unas normas inapelables que caractericen la belleza. No obstante, del esfuerzo por sistematizarlas nace un modelo dominante, que se sitúa en la Antigüedad clásica. Ello trae consigo una voluntad de recuperación formal del arte grecolatino, que se opone a la complejidad barroca que había llegado a tener el lenguaje clasicista a mediados del siglo XVIII. Ese fenómeno se conoce con el nombre de neoclasicismo.


13 comentarios:

Manuel dijo...

Cuando leo los comentarios de tus alumnos, valoro más el cuadro.

También soy Manuel Jesús.

Saludos Paco feliz fin de semana

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Paco Hidalgo,

Después de leer el comentario de Manuel Jesús, tengo que decir que a mí también me gustaría poderme quitar unos años de encima y convertirme por momentos en otro Manuel Jesús Gallardo. Tengo que felicitarlo a él en primer lugar, por la excelente exposición, y la exquisitez del texto, sobre la Leyenda de los Horacios.

Como interesado en los temas de Roma que soy, me he leído con especial interés el texto sobre los Horacios y los Curiacios (que no Curiacos, com dice nuestro futuro Universitario, al que se le ha escapado un gazapillo, cuando dice:

veremos como en la composición también se hayan representados elementos clásicos

en lugar de:

veremos cómo en la composición también se hallan representados elementos clásicos,

cosas perfectamente perdonables en un adolescente estudiante, y que no tienen mayor importancia).

Tengo que felicitar encarecidamente a nuestro querido y admirado profesor Don Paco Hidalgo, que ha hecho el milagro de convertir a adolescentes estudiantes en sesudos y bien documentados intelectuales.

De buen seguro que esos adolescentes van a obtener en Selectividad las majores notas, para orgullo de sí mismos y de quien es su Profesor, Don Paco.

Reciba Vd., Don Paco, toda mi admiración, que ruego haga extensiva al alumno en cuestión.

Le envío un abrazo, les envio un abrazo.

Antonio
(Profesor de Lenguas Clásicas)

mariac dijo...

Despues de leer los comentarios, no se puede añadir nada màs, excelente anàlisis de la pintura de David
Un saludo

MaaNuu dijo...

Muchas gracias Antonio por tus gratas palabras y tus amables correcciones a mis fallos, los cuales han sido fruto del estrés que tengo en el presente curso. SALUDOS

Balovega dijo...

Hola y buenas nocyhes..

Excelente explicación de cuadro de David por parte de Manuel Jesús.. extraordinario .. mis felicitaciones..

Un besote de buen fin de semana

Francisco Espada dijo...

Digno alumno de un grandísimo profesor.

La Dame Masquée dijo...

Estupendo comentario. Completísimo y muy ameno. Además mire por dónde me entero de que el cuadro se basa en la tragedia de Corneille.

Feliz sabado

Bisous

Isabel Romana dijo...

Felicidades a Manuel Jesús por este comentario tan completo y brillante. La antigüedad ha sido con frecuencia un referente interesantísimo para referirse al presente en casi todas las épocas. En la nuestra, más que el juramento de los Horacios, una buena denuncia social sería recordar que el Horacio superviviente asesinó a su hermana Horacia y fue por ello sometido a juicio, pues la sociedad romana no aceptaba ni justificaba esa violencia contra las mujeres libres. Recomiendo la lectura de Tito Livio para conocer el episodio completo.
Saludos cordiales.

clariana dijo...

¡Hola Paco!
Leyendo este comentario tan completo y brillante de tu alumno, puedo apreciar mucho mejor la pintura de David, que no me llamaba mucho la atención, pues no entraba en todos estos detalles que no conocía bien.
Tú también pusiste un post muy bueno hace unos días o semanas, no sé -el tiempo pasa volando- sobre David y leyendo aquel y este post, pues he podido apreciar mejor al pintor.
Qué posición tan distinta la de los hombres y las mujeres en la historia, a veces me rebela, me indigna, por esa vertiente pasiva de las mujeres en la vida de entonces y de tanto tiempo, pero otras me hace pensar que quizás si hombres y mujeres hubieran tomado los mismos destinos, sin nadie que sintiera, que llorara por las consecuencias de sus acciones, de sus guerras ¿no sería peor aún la humanidad? no quiero decir que la mujer sea más buena, pues no lo creo, simplemente que a veces la pasividad en un campo más pacífico, también es necesaria, aunque ello no quiere decir que desee para nosotras esa pasividad en la actualidad. Gracias por todo lo que nos aportas y nos enseñas, tú como profesor y tus alumnos a partir de tus conocimientos y sus cualidades. Saludos afectuosos.

Cayetano dijo...

Felicita a tu alumno de mi parte por su comentario. Muy acertado y completo.
Un saludo.

María dijo...

Tu blog está lleno de sabiduría, te felicito y te agradezco el que lo compartas porque es un placer aprender un poquito más.

Saludos.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Está claro Paco que tu alumno Manuel sigue tus pasos, va para profe, y de los buenos. Un saludo al profe y a su alumno.

Anita dijo...

Hola Paco!
Gracias por tu visita a mi blog y por tu comentario. Tu blog es sumamente interesante, gracias por compartirlo ya que me permites enriquecer mi trabajo como docente con tus publicaciones. Aprender y compartir nuestros conocimientos es muy importante ya que nos ayudamos, aprendemos unos de otros y somos mejores en lo que hacemos. Espero que lo que tengo en mi blog te sirva, te seguiré visitando, en facebook también. Saludos desde Costa Rica!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...