ARTE TORREHERBEROS: LA PINTURA DE LOS NABIS
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





viernes, 3 de mayo de 2013

LA PINTURA DE LOS NABIS

 
 Paul Sérusier. El talismán. Óleo sobre lienzo. 1888. Museo d´Orsay. París.


En contraste con el simbolismo, que reunía a escritores y poetas y a artistas plásticos, el grupo de los nabis nació de la asociación de algunos escultores y pintores. Tuvo su origen en la Académie Julián y en Pont-Aven, Bretaña, donde Paul Gauguin, orientado a la sazón junto con Emile Bernard hacia el sintetismo, inicia a Paul Sérusier, un joven de 25 años, alumno de la Académie", y le incita a la audacia pictórica. A principios del mes de octubre de 1888, el futuro autor del Cristo amarillo, paseándose por el Bois d'Amour con Sérusier, da a éste una lección haciéndole pintar, bajo su dictado, en una plancha de madera, una evocación libre de un paisaje en el que pueden reconocerse algunos árboles reflejados en el agua; pero ello tratado en superficies bien recortadas, de colores vivos y contrastados. "¿De qué color ve este árbol?", le preguntó Gauguin. "Es verde. Pues ponga verde, el más bello de la paleta. ¿Y esta sombra? Más bien azul. Pues no tema pintarla tan azul como le sea posible."
Enorgullecido por lo que él llamaba El Talismán, Paul Sérusier corre a llevar la pintura a sus compañeros del taller libre que entonces se encontraba en el Passage des Panoramas. Entre los profesores que venían a "corregir" a petición, estaban algunos pretenciosos y el académico Bouguereau. Sérusier no tuvo dificultad en maravillar a los estudiantes más atrevidos del taller. Se llamaban Paul Ranson, Maurice Denis, Pierre Bonnard y Henri-Gabriel Ibels.

 Felix Valloton. Cinco pintores. Óleo sobre lienzo. 1902. Kunstmuseum. Winterthur (Suiza). 
F. Valloton de pie; sentados, P. Bonnard, E. Vuillard, Ch. Cottet y de pie a la izquierda, Ker-Xavier Roussel.

 Fotografía de 1889, con Ker-xavier Roussel, Édouard Vuillard, Romain Coulus y Felix Valloton.


Estos jóvenes pintores, después de haber reclutado para su grupo a Edouard Vuillard y Ker-Xavier Roussel (dos disidentes de la Ecole des Beaux-Arts), buscan un nuevo medio de expresión. Quedan impresionados por la exposición de los pintores simbolistas y sintetistas que tiene lugar en el café Volpini (café donde se reunían artistas, pintores y literatos de todas las especies), y en la cual Maurice Denis participa con el seudónimo de Louis Roy (1889). Toman el relevo del simbolismo y se hacen llamar nabis, es decir, profetas (en hebreo nebiim significa "profeta"), un nombre que les ha sugerido un poeta judaizante, Casalis, viejo amigo de Mallarmé. El nombre "Grupo profeta" quería indicar  que eran adelantados a su tiempo, que tenían nuevas inquietudes y abría nuevos caminos en el ámbito del arte. El que los "profetas" se reunieran en "el templo" (así se le conocía a la casa de Paul Ranson donde se reunían, cuando el Café Volpini se les quedó pequeño), añade connotaciones genéricamente religiosas al grupo.

Influidos por el arte de Extremo Oriente, por las estampas japonesas, los nabis vuelven a los paneles decorativos, a la preocupación por el color, pero de forma muy distinta a como lo hizo Puvis de Chavannes. Hablan de "arabescos", intentan pintar lo que Sérusier denomina "la imagen mental", se interesan por la música, por la teosofía, por las teorías de Edouard Schuré, que publica su libro Los Grandes Iniciados (1889).
Se puede considerar como un ala del Simbolismo, pero sin el carácter fantástico ni visionario de aquel movimiento, sino un arte más sencillo y primitivo. La pintura Nabi no acepta el naturalismo y se inclina por una renovación que integraba ideas relacionadas con el Simbolismo, haciendo hincapié en el sintetismo y en el valor decorativo de la pintura. Luego fue evolucionando y fueron abandonando las manchas planas de color, muy intensas, por una pincelada dividida y vibrante a la manera impresionista. Para los Nabis, la pintura es, ante todo, una superficie plana en la que se suceden una serie de colores armónicamente ordenados. El tema o contenido intelectual son elementos secundarios en su concepción de la pintura. Los temas más tratados fueron los temas religiosos, mientras que los más grandes maestros del grupo se inclinaban hacia temas del París moderno.  Al igual que ya pasó con los prerrafaelitas ingleses de mediados del XIX, los nabis contaban con una revista de referencia: La Revue Blanche, lo que les proporcionaba un carácter de grupo más definido.

 Pierre Bonnard. Cartel para "La Revue blanche". Litografia coloreada. 1894. Museo de Artes Decorativas. París.

 Pierre Bonnard. Mantel a cuadros. Óleo sobre lienzo. 1910. Colección privada.

Pierre Bonnard. Intimidad. Óleo sobre lienzo. 1891. Museo d´Orsay. París.

Otras características del movimiento son:


- Se interesarán mucho por lo exótico y lo oriental. Todo lo que tenga que ver con culturas alejadas y exóticas les servirá para inspirarse y crear nuevas obras.

- Dentro de los temas, destaca el ámbito burgués y doméstico (donde se desarrolla su vida y la gente vive plácidamente).

- Los nabis realizarán una pintura basada en la deformación: deformarán la realidad de dos maneras; una objetiva (aquella deformación de la realidad que se ve) y una subjetiva (deformación gracias a la emoción).

- El color será un elemento prioritario en las composiciones para los artistas de este movimiento. Utilizarán, normalmente, colores planos de gran sentido estético. Emplearán tonos que van de la gama de los pardos a los verdes, pasando por ocres, azulados, etc. Emplearán a menudo como soporte el cartón y el papel (materiales que absorben más el color, por tanto, los colores se matizan, perdiendo así parte de su agresividad).

- Utilizan todo tipo de materiales para hacer sus cuadros. Harán también litografías, vidrieras, grabados, dibujos para ilustrar libros, revistas y todo tipo de publicaciones. Todo esto ayudará a que el movimiento tenga una rápida difusión entre el público (una de sus intenciones era democratizar el arte, que éste calara entre la gente de todo tipo, que el acceso a él no fuera limitado).

 Maurice Denis. Misterio católico. Óleo sobre lienzo. 1889. Colección particular. París.

 Maurice Denis. Las musas. Óleo sobre lienzo. 1893. Museo d´Orsay. París.

 Maurice Denis. Homenaje a Cezánne. Óleo sobre lienzo. 1900. Museo d´Orsay. París.

Se podría distinguir dos corrientes dentro de los "profetas" o los nabis:

A) La corriente espiritual: es más cercana a la ideas de Gauguin, más romántica. Tiene una mirada hacia la Edad Media, una vuelta al primitivismo y a la simplificación. Mezcla el simbolismo y el romanticismo en temas acerca de Bretaña, la Edad Media, temas bíblicos... En este grupo destacarían Paul Sérusier (El talismán, Le bois d´amour) y Maurice Denis (Las musas, Homenaje a Cezanne, Misterio católico).

B) La corriente decorativista: es más cercana al impresionismo y a las ideas de Degas. Tiene un interés por el arte oriental (estampa japonesa): formas planas, composiciones descentradas, perspectivas en altura... Los temas que tratan suelen ser interiores burgueses, y sobre todo los más intimistas (cuartos de baño). Se define por las iluminaciones artificiales, enfoques cambiantes y el horror vacui. Sus obras se utilizaron también como papeles pintados, vidrieras, decorados escenográficos... Las principales figuras serían Pierre Bonnard (El mantel a cuadros, Intimidad, El gran desnudo amarillo, El aseo), Édouard Vuillard (El lecho, Jardines públicos), Félix Valloton (Cinco pintores) y Aristide Maillol (Joven de perfil), aunque éste más conocido como escultor.


     Édouard Vuillard. El lecho. Óleo sobre lienzo. 1891. Museo d´Orsay. París. 

    Édouard Vuillard. Jardines públicos. Óleo sobre lienzo. 1894. Museo d´Orsay. París.


    El grupo no dura mucho. Desde 1889, fecha de su Misterio católico, Maurice Denis se mantenía en un simbolismo cristiano y escribía su diario personal con un estilo intermedio entre Gide y Maeterlinck. Mientras tanto Sérusier se hundía en procesiones desiguales de figuras cada vez más estilizadas y con cierto aire bretón. Muy rápidamente los principales artistas del grupo abandonaron el tachismo y el arte japonés, y siguieron sus propios caminos para dar paso a los nuevos vanguardistas que esta vez se llamarán fauves y cubistas.

     Felix Valloton. Dama y criada bañándose. Óleo sobre cartón. 1896. Colección particular.

    -------------------------------------------------------------------
    Como siempre, dejamos dos videos para que se fijen mejor los contenidos; el primero sobre simbolistas y nabis y el segundo, sobre la figura de Pierre Bonnard:

     

    21 comentarios:

    emejota dijo...

    No los conocía Páco y me ha encantado hacerlo. Este tipo de arte con tendencia al simbolismo y a la atención al colorido me gusta. El artista encuentra la inspiración, o es al revés, en cualquier objeto, color, movimiento, en fin, en cualquier cosa. Bss.

    Katy Sánchez dijo...

    Ni idea. De todas maneras yo soy clásica hasta la médula. Reconozco que hay hallazgos estupendos como las tonalidades y colorido.
    Estos cuadros me parecen mucho más fáciles de hacer y no hacen falta grandes dotes de dibujante y si de imaginación y fantasía.
    Bss y buen finde

    Sergio DS dijo...

    Gracias por la recopilación, tan sólo conocía detalles de su obra.

    balamgo dijo...

    Excelente la entrada!
    Refresca mucho la memoria de conceptos olvidados.
    Un abrazo.

    Tamara dijo...

    No conocía estas pinturas la verdad, siempre me traes algo nuevo. Un besazo.

    Carolina dijo...

    Hola Paco
    Me gusta esta corriente profetica ;) especialmente Denis.

    Que tengas un bonito fin de semana.

    Alfredo dijo...

    Hacía mucho tiempo que no oía hablar de este grupo de pintores y ha sido un placer reencontrarlos.

    Un abrazo!

    Bertha dijo...

    Su obsesión por el color una corriente pintorica muy singular.Me gusta pero tengo que admitir que algunos cuadros me sobrepasan con tanto color.Para gustos los colores.

    Feliz fin de semana Paco.

    La Dame Masquée dijo...

    Muy interesante, monsieur. Hoy nos trae un tema que creo es poco conocido. Todo un mundo a descubrir. Muchas gracias.

    Buenas noches

    Bisous

    Manuel López Paz dijo...

    Muy bueno Paco. No sabía de ellos. Una interesante mezcla de colorido y simbolismo que quizás ahora hemos dejado de lado.

    Saludos

    Lorenzo Miró dijo...

    Como siempre, un magnifico articulo que me enseña cosas que desconocía. Y como siempre un placer pasar por este erudito lugar.
    Un abrazo!
    Buen fin de semana!

    Francisco Espada dijo...

    Uno se pregunta, ¿y después de esto podrá sorprenderme de nuevo "el maestro" con otra lección exquisita? Pues sí, cada vez una lección magistral en orden a las bellas artes. Gracias, Paco, por lo mucho que me ilustras.

    Un abrazo.

    Anónimo Castellano dijo...

    Ha sido muy interesante el recorrido que haces sobre los Nabis. Desconocía las fotografías y retratos de grupo que nos presentan a los representantes de esta pintura.

    Eso sí, cuánto le deben esta gente a Paul Gauguin.

    Un saludo. Pasa un buen día.

    Carmen Cascón dijo...

    En cierta forma, y para resumir mucho, veo en ellos a Gauguin y Tolouse en una mezcla a partes iguales. De hecho creo que Vuillard, Valloton y Bonard eran amigos de cabaret de Lautrec, así que no es extraña esa influencia.
    Por cierto, algunas de estas pinturas acabo de verlas expuestas en Fundación Mapfre.
    Un saludo

    profedegriego dijo...

    Una entrada interesantísima, querido Paco, y sobre un tema generalmente muy poco conocido; espléndido tu espacio para dar cancha al Arte.
    Mil bicos.

    Cayetano dijo...

    Hoy a estos jóvenes creadores alguno les pondría el calificativo de "frikis".
    En todo caso, una tendencia artística poco conocida.
    Un saludo.

    teca dijo...

    Aqui eu sempre aprendo e conheço cada vez mais sobre arte: encantada com o que li e vi, especialmente a tela El talismán de Paul Sérusier.

    Feliz fim de semana.
    Beijos.

    Ambar dijo...

    Conocía el movimiento de los nabis por una entrada que hizo ElPresley sobre Sérusier y la verdad es que a mí me gusta esa búsqueda del color.
    Una entrada muy interesante.
    Saludos

    ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

    Amigo Don Paco,

    Muchas gracias por tu mensaje. Sigo al pie del cañón, aunque esté un poco emperezado. También te hago saber que te continúo leyendo, y me enriquezco con tus aportaciones, y las de tus alumnas y alumnos, aunque no siempre deje constancia escrita de mi paso por tu casa.

    Ahora me dedico a leer lo de los "Nabis", para convertirme en una persona más culta de lo que era antes, porque este espacio es un Museo de máxima calidad.

    Te envío un gran abrazo, amigo y colega mío.

    Antonio

    casss dijo...

    Esta ebullición creativa me fascina. Me quedo colgada en sus colores e ideas.

    Un fuere abrazo.

    desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

    Un artículo, Paco, de gran nivel. He aprendido cosas que no sabía, gracias.
    Un abrazo.

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...