ARTE TORREHERBEROS: LA ABSTRACCIÓN DESDE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





domingo, 19 de mayo de 2013

LA ABSTRACCIÓN DESDE LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XX


Mark Rothko. Nº 61 (Rust and blue). Óleo sobre lienzo. 1953. Museum of Contemporary Art. 
Los Ángeles.



El objeto había sido sometido en la pintura del s. XX a toda suerte de experimentos: reducido a color en el Fauvismo, geometrizado en el Cubismo, distorsionado en el expresionismo, vibrado dinámicamente en el Futurismo, soñado en el Surrealismo; tras la Premera Guerra Mundial, en el arte abstracto se procede definitivamente a su eliminación. El lienzo se transforma en un grito, en lago inarticulado e incomprensible que, para algunos, responde a la raíz destructiva de la sociedad moderna. Fran Marc afirmaba que la imagen visual de la naturaleza nos impide penetrar en la verdad íntima de la realidad, por tanto, había que quitarle a las cosas el envoltorio y la apariencia para penetrar en la esencia y en la verdad.
El propósito de los artistas abstractos es prescindir de todos los elementos figurativos para concentrar la fuerza expresiva en formas y colores que no ofrezcan relación con la realidad visual. La obra se convierte en una realidad autónoma, sin conexión con la naturaleza, y por tanto ya no representa hombres, paisajes, casas, flores, sino simplemente combinaciones de colores que intentan expresar con un lenguaje sin formas, como el de la música, la necesidad interior. El color se ordena libremente, a impulsos de la inspiración.

V. Kandinsky y P. Klee son considerados los padres de la pintura no figurativa, los iniciadores de lo abstracto en el siglo XX. La marcha de la abstracción  ha seguido dos caminos opuestos y diferentes:

1) la del gesto motor, improvisación infantil y velocidad de trazado: Kandinsky, Klee y el expresionismo abstracto americano (Pollock);
2) La de la trama geométrica y las formas regulares planas, con criterios reflexivos y racionales: Constructivismo, Neoplasticismo e Informalismo. 
En esta entrada nos centraremos en la abstracción de la segunda mitad del siglo XX, que está basada, mayoritariamente, en la pintura del gesto motor y velocidad de trazado.
Desde el final de la II Guerra Mundial Nueva York se manifiesta como la capital de las artes, como antes lo había sido Paris. La llegada de numerosos artistas europeos exiliados (Dali, Ernst, Chagall, Mondrian, Laurens, Lipchtz...), y la modernidad que ocupa el mundo del arte en esta ciudad, que le acerca a las vanguardias (creación del MOMA, y apertura y ayuda a los jóvenes valores de la galería de Peggy Giggemheim,) va a provocar el desplazamiento del centro de gravedad del mundo artístico de Europa a los Estados Unidos. A la vez se van conformando dos mundos artísticos diferentes, el arte americano, más pragmático y más centrado en la producción de objetos, y el arte europeo, más creativo y más atento al papel que el artista juega en el repertorio simbólico colectivo.

Además la sociedad ha cambiado: se ha incorporado al arte el mundo del diseño, de la publicidad y los medios de comunicación de masas, la vida se ha tecnificado y automatizado. No sólo se han transformado los espectadores, sino también los propios artistas y los mismos objetos artísticos, que al dejar de ser únicos, atacan la esencia misma del arte y abren un interrogante sobre su nueva función. La primera orientación del arte va a ser la acción abstracta.

 Jackson Pollock. Ritmo de otoño: Número 30. Óleo sobre lienzo. 1950. MOMA. Nueva York.
 


EXPRESIONISMO ABSTRACTO O INFORMALISMO





Surge a partir de la Segunda Guerra Mundial desarrollándose en la década de los años 50.  El término expresionismo abstracto se generaliza a partir de 1950 aunque fue empleado por primera vez en 1929 por el crítico Alfred Barr al referirse a las "improvisaciones" de Kandinsky, estando el punto de partida del expresionismo abstracto son Kandinsky y el Expresionismo. Algunos críticos utilizan el término “informalismo" como sinónimo del expresionismo abstracto"; con ello quieren señalar que se trata de una pintura en la que están ausentes las formas definidas. Al separarse de la racionalización y de lo figurativo o o conceptual, también se conoce este tipo de pintura como Informalismo, ya que trata de estudiar las calidades de la materia e integrar el objeto en el cuadro.

Se diferencia de la abstracción geométrico en que ésta emplea formas rígidas tomadas de la geometría, mientras que la abstracción expresiva emplea formas flexibles, es decir, formas que no pueden ser definidas. Es una pintura basada en la intuición y en la subjetividad, que intenta reproducir sobre el lienzo los efectos de un determinado estado emocional ya que para ellos el sentimiento debe prevalecer sobre la razón.

Existen varias tendencias pictóricas pero todas tienen unas características comunes, como el hecho de que todas son una pintura de acción, donde la obra es gestada en el mismo acto de pintar: el azar, más o menos controlado, es parte importante del proceso creador. Destacan las siguientes tendencias:



Action Painting (Pintura de acción)



Es el nombre con el que se conoce en EE.UU. al expresionismo abstracto y se lo dio el crítico Harold Rosenberg en 1952 para resaltar que se trata de una pintura en la que se valora el acto físico de pintar. Reaccionó contra el academicismo cubista y surrealista que había triunfado entre las dos guerras mundiales y lleva hasta sus últimas consecuencias técnicas del automatismo, valorando la espontaneidad del artista en el momento de ejecutar la obra; la acción" debe ser autónoma e incontrolada. Por tanto, es una pintura vigorosa. impetuosa, violenta, que emplea lienzos de gran tamaño y colores violentos, estridentes, agresivos. Algunos pintores practicaron la técnica del "dripping”, chorreando pintura sobre tela de manera que, al menos parcialmente, se extienda al azar. 

 Jackson Pollock. Yellow islands. Óleo sobre lienzo. 1952. Tate Modern. Londres.


Abarca a un grupo de pintores conocidos como la Escuela de Nueva York, aunque no forman grupo ni tienen un estilo común, ya que cada uno da una respuesta individual a la representación pictórica.

El pintor más importante es Jackson Pollock (1912-1956). Estuvo muy influido por Miró. Trata de integrar la dimensión tiempo, prestando más atención a la velocidad de ejecución, siendo el gran maestro del dripping, del automatismo gestual, cuyo resultado es una pintura abstracta, sin centro de atención y sin jerarquía de formas. Hace obras abiertas que podrían continuarse más allá de los límites del lienzo, y que reflejan la duraza y agresividad en el proceso de su realización. En sus obras no se expresa ninguna realidad, ni objetiva ni subjetiva, sólo descarga una tensión  que se ha acumulado en el artista. Sus obras más conocidas son Senderos ondulados, Composición nº 13, Eco, One, Yellow islands...

Otro pintor muy importante de este grupo es Willem de Kooning (1904-1997), de origen holandés, que hace series de figuras cada vez más deformadas: son figuras femeninas grotescas, monstruosas y perturbadoras que impresionaron bastante al público. A pesar de la figuración, le preocupa más la expresión de lo gestual. Sus series de Woman (I, II...) es de lo más interesante de su producción.

Otros pintores de la Escuela de Nueva York son Arshile Gorky (1904-1948), de origen ruso, Franz Kline (1910-1962),  el europeo Hans Hartung (1904-1989), quien concibe sus cuadros a través de enormes y violentos trazos gestuales.

 Willem de Kooning. Woman I. Óleo sobre lienzo. 1952. MOMA. Nueva York.



Abstracción Lírica o Pintura contemplativa



Se conoce así al tipo de pintura también abstracta e intuitiva que hacen los pintores de la Escuela del Pacífico, siguiendo la pintura caligráfica de Tobey, haciendo dentro de la abstracción, una representación más ordenada, clara y racional de lo que se quiere comunicar.

Mark Rothko (1903-1970), de origen ruso, es el autor más importante, se trata del reverso de la moneda de la pintura de Jackson Pollock. Lo que en éste es acción, gesto e intuición, en Rothko es color, reflexión y meditación. El hecho de vivir en San Francisco hizo posible que le llegase la doble influencia europea y oriental. Sus cuadros son relejados, construye grandes lienzos a base de enormes manchas de color que se superponen mediante amplias zonas de transición; de ellos emanan una atmósfera de silencio, serenidad y orden:  Homenaje a Matisse, Magenta, negro, verde sobre naranja, Rojo claro sobre negro...  Mark Tobey (1890-1976) (Ritmos de la tierra), procede también de la Escuela del Pacífico. Esta escuela se caracteriza por el abandono de todo componente gestual en aras a una tendencia al quietismo y a la contemplación, es especial al arte oriental y a la caligrafía china. En la misma línea  J. Albers (1886-1976) hace un arte bello y delicado, donde todo aparece muy ordenado, claro y tranquilo. Destacar también a Barnett Newman.

 Mark Rothko. Centro blanco. Óleo sobre lienzo. 1950. Colección particular.

Mark Tobey. Sin título. Témpera sobre papel. 1957. Willard Gallery. Nueva York.

           

Tachismo


El nombre procede del francés “tache", mancha, y fue utilizado en 1954 para designar a una pintura que emplea manchas y manchones de colores.  En Europa el informalismo surgió en torno a la llamada Escuela de París y al artista Michael Tapié. Algunos críticos le denominan "Art Autre" con el fin de designar a una pintura que debería diferenciarse de cualquier otro género preexistente. Valora la expresividad del artista y su proyección psicológica en la obra artística. Es una pintura en la, que se anula, todo tipo de estructura formal o conceptual y que no se somete a ningún principio teórico; no se encuentra en ella forma alguna que recuerde al mundo exterior ni objeto inventado.  Todos los artistas tratan de expresar soledad, ansiedad, crisis, en consonancia con el ambiente de posguerra. El francés Jean Fautrier (1897-1964) es su representante más estimado: La judía, cabeza de rehén, Testa d´Ostaggio...

 Jean Fautrier. Cabeza de rehén. Óleo sobre lienzo. 1944. Museum of Contemporary Art. 
Los Ángeles.



Pintura sígnica y gestual



Aunque sígnico y gestual no son exactamente lo mismo, los críticos suelen agrupar conjuntamente a los artistas de ambas tendencias. Sus raíces hay que buscarlas en el automatismo surrealista y en el descubrimiento de las grafías y pictografías del Extremo oriente. Corresponde a una pintura parecida a la Escuela del Pacífico, pero hecha en Europa.

°     Sígnica: utiliza un particular grafismo para crear "nuevos alfabetos”.

°     Gestual: basa la pintura en la ejecución rápida y no controlada racionalmente.

Los rasgos típicos son rapidez en la ejecución, impulso personal irreflexivo. Creación de signos abstractos: el cuadro es una especie de indescifrables caligrafías orientales. Uno de sus primeros representantes fue Alfred Otto Wolfgang Wols (1913-1951), alemán afincado en París (Composición V), también Georges Mathieu o Auguste Herbin (1882-1960), quién hace signos geométricos mezclados con otros signos y notas musicales, todo muy colorista e infantil. Pero el más refutado es el francés Jean Dubuffet (1901-1985). Fue el creador del concepto “Art Brut” para designar a las pinturas hechas como la harían los psicópatas y los niños, además de los graffitis. En su pintura el gesto expresivo domina la obra. Se trata de un arte hosco, feo, grotesco, insólito. Tiene una producción muy extensa, trabaja la materia (arenas, cal, cenizas, asfalto, carbón...) y no deja de experimentar en las décadas siguientes, en conexión con la música, arquitectura y escultura, en obras muy difíciles de clasificar, llenas de ironía y transgresión, donde quiere denunciar el carácter represivo de la cultura: Paisaje filosófico, Ser y parecer, vida en familia... 
Podríamos citar el Grupo Cobra (Karen Appel, Asger Jorn...) en la zona de los Países Bajos y nórdicos, quienes recuperan la violencia cromática de tradición expresionista y dadaísta, aunque resuelta con mayor crudeza visual.

 

 Alfred Otto Wolfang Wols. El fantasma azul. Óleo sobre lienzo. 1951. Museo Ludwig. Colonia.

 

Jean Dubuffet. Grand maestre de la outsider. Óleo sobre lienzo. 1947.





Pintura matérica



Los materiales empleados en la confección de la obra deben ser los que centren la atención del artista, la única motivación del cuadro. La materia ocupa el primer lugar en la escala de los valores artísticos; es el medio expresivo por excelencia, incluso es más importante que la forma. Los pintores matéricos se preocupan por el aspecto físico y técnico de la obra, desinteresándose del dibujo y la composición; la obra es confeccionada con los más diversos materiales: cortezas, trapos, arpilleras, telas metálicas, jirones de tejido cosidos sobre un armazón metálico, arena, serrín, barnices, incluso piedras, etc., unidos y pintados para conseguir efectos sorprendentes.

La utilización de materiales de este tipo y otros muchos de desecho se hace cada vez más frecuente (Pop Art, Arte Povera).

 Los primeros ejemplos de esta nueva importancia dada a la "materia" se encuentran ya en determinados trabajos de los primeros surrealistas y entre los dadaístas. Tuvo mayor desarrollo en Europa que en América. Su origen está en los cuadros de Jean Fautrier, quién usaba grumos de color superpuestos y coagulados mezclando pintura con cola y papelaes. Uno de sus grandes representantes es el italiano Alberto Burri (1915-1995) autor de varios cuadros con telas de sacos  (Saco nº 5). En España tuvo mucho importancia la pintura matérica, cuyo máximo representante es el catalán Antoni Tápies (1923-2012). Formó parte del grupo Dau al Set, estando muy influenciado por la pintura de Miró, la abstracción de Klee y el informalismo de Dubuffet. Empleó técnicas mixtas: óleos, acuarelas, tintas chinas, polvos de carbón y mármol, colas... y todo para conseguir calidades densas con aspecto rugosos y ásperos. Estos empastes se colocaban sobre diversos tipos de soporte: madera, lienzos, chaps, extendiendo color de manera arbitraria, colores afines a la tierra (ocres, blanco sucio, beige, negros), y utilizando collages al aplicar a veces hilos, periódicos, cartones y cuerdas, todo lo cual le da un aspecto de relieve, pero tratando siempre de humanizar la materia, con un inequívoco sello poético. Eliminará cualquier elemento figurativo, y evita también los símbolos porque son superación de la materia (Gran óvalo, Rosa sobre materia. Barrera secreta...). Con el tiempo evoluciona y se aproxima al arte conceptual y al arte Povera. 

 Alberto Burri.Tela de saco y rojo. Tela de saco, cola y pintura vinílica sobre lienzo. 1954. Tate Modern. Londres.

El canario Manolo Millares (1926-1972) profundiza en las culturas primitivas y el surrealismo. Fundador del grupo El Paso, lacera, mutila y perfora la tela, siendo sus arpilleras símbolos del quehacer humano y violento. Se especializó en la tela de saco rota y cosida, pintada de blanco o negro (cuadro nº 173, Pintura 86...). También podemos incluir aquí la pintura de Modesto Cuixart (1925-2007) aunque con un vocabulario sígnico y simbólico diferente (Linneus escriba).

 Antoni Tapies. Monócromo gris-ocre. Técnica mixta (tela de saco sobre lienzo). 1966. Galería Maeght. París.



El Informalismo en España



En España, donde la posguerra es extremadamente difícil por la situación política que se vive, la recuperación cultural y artística es lenta. Los jóvenes artistas se interesan por todo aquello que comportase innovación y supusiese relación con lo que entonces se hacía en Europa y Estados Unidos. En Barcelona, tras la vuelta de Miró a España, en 1948 se funda el Grupo Dau al Set, al que pertenecen pintores como Antoni Tápies y Modesto Cuixart y literatos como J. Brossa y E. Cirlot. Se interesan por textos e imágenes del arte infantil, del arte popular, por la música y el cine, teniendo influencias del surrealismo, dadaísmo y expresionismo alemán.

Entre 1957 y 1960 funciona en Madrid el Grupo El Paso, muy interesado en el Informalismo, y trata de conectar con el impuso europeo y americano del Expresionismo abstracto, gestualismo y abstracción en general. Cada uno de los artistas que participaron muestran, a lo largo del tiempo, creativas personalidades individuales que abrieron interesantes caminos: Antonio Saura, Rafael Canogar, Luis Feito, Manuel Viola, Martin Chiniro o Fernando Zobel. 
Antonio Saura, cultiva los temas informalistas, pero sin abandonar del todo lo figurativo, y ha conseguido sugerirnos la iconicidad con los procedimientos del machismo, es decir trazos gruesos y manchas de color (Brigitte Bardott, Crucifixión...). Su pintura se mueve entre lo gestual y el Machismo. Lucio Muñoz profundiza en la Pintura matérica, utilizando con preferencia la materia rota y claveteada formando superficies rugosas y matices cromáticos que continúan esa supuesta veta brava del arte español. Eusebio Sempere, que formó parte del Grupo El Paso, representó la aportación española más interesante de la corriente del Arte Cinético; en la misma línea se mueve el grupo Equipo 57.

  Antonio Saura. Brigitte Bardot. Óleo sobre lienzo. 1959. Museo de Arte Abstracto Español. Cuenca.

 

Eusebio Sempere. Las cuatro estaciones. Gouache sobre tabal. 1980. Fundación Juan March. Palma de Mallorca.

 

  ÚLTIMAS TENDENCIAS ABSTRACTAS



A partir de la década de los años 60, Norteamérica impone su primacía en el terreno artístico, tomando la iniciativa con la invención de nuevas técnicas y lenguajes artísticos. Este período se caracteriza por la búsqueda de nuevos caminos: los artistas utilizan toda clase de métodos naturales o no naturales (por ejemplo, las drogas), así como materiales no considerados como artísticos hasta ahora (plásticos, chatarras, objetos usados). A veces resulta difícil establecer si se trata de esculturas o pinturas ya que los cuadros introducen los elementos más variados: se concede gran importancia a la luz, al movimiento y al sonido en las nuevas experiencias plásticas.

Las corrientes o tendencias aparecen y desaparecen rápidamente, algunas incluso no han pasad de ser infructuosos intentos de nuevas experiencias. Pero lo que caracteriza las décadas de los 60 y 70 es un enfriamiento del arte, en el sentido de que se empieza a apreciar unas nuevas vanguardias (muy distintas entre si) basado en la reflexión intelectual, en un sustrato de racionalidad y no en el gesto intuitivo, que se mantendrá hasta finales del siglo.

Serán Barnett Newman (1905-1970) y Lucio Fontana (1899-1968) quienes manifiestan su total rechazo a la maraña cromática de la Escuela de Nueva York. Para ambos, el lienzo planteado como una gran superficie monocroma, se convierte en algo radicalmente abstracto, que posee sentido como tal objeto artístico y no como manifestación de un proceso creador individual. Con todo el Informalismo sigue influyendo en los dos: el color inunda los cuadros de Newman (¿Quién tiene miedo del rojo, amarillo y del azul?) o la monocromía en los de Fontana (Concepto espacial). Este pinta lienzos de un solo color, sin tonalidades para luego arañarlo o rasgarlo. La aportación de ambos fue extraordinaria en el proceso de racionalización de la pintura, y son el origen de otras tendencias posteriores como la Nueva Abstracción o el Arte Óptico. En la misma línea podríamos citar la pintura del español Fernando Zobel (1924-1984).


 Barnett Newman. Canto XVII. Óleo sobre lienzo. 1963-64. Tate Modern. Londres.

 Lucio Fontana. Concepto espacial. Óleo sobre lienzo. 1960. Galleria d´Arte del Naviglio. Milán.


_________________________

Insertamos, para terminar, dos videos sobre el expresionismo abstracto y Pollock pintando, donde se aprecia la técnica del dripping. 


 

22 comentarios:

balamgo dijo...

Excelente como siempre!
Un abrazo.

emejota dijo...

Cuando conocí el Expresionismo, básicamente el alemán, quedé prendada. Bss.

Cayetano dijo...

Aquí establezco dos niveles que diferencio muy bien: por un lado, el estupendo trabajo de síntesis del profesor; por el otro, mi apreciación personal sobre un tipo de "arte" cuya calidad pongo en entredicho desde una perspectiva puramente personal.
Hay un cuento de Andersen que explica perfectamente lo que pienso: El traje nuevo del emperador, donde unos estafadores fabrican un carísimo traje -inexistente, por otra parte- que sólo los inteligentes podrán apreciar.
En relación con el arte moderno, hay mucha gente que, salvo en algunos casos, no le ve la gracia ni el mérito ni siquiera la originalidad, pero no se atreven a dar su opinión para que los demás no les tachen de tontos o ineptos. Este tema ya lo trató también Cervantes -el grupo Es Joglars hizo una memorable versión moderna- en la obra El retablo de las maravillas, donde había unos listillos que se dedicaban a vivir del cuento gracias a la ingenuidad de los demás: pintores de vanguardia, políticos, restauradores... todos vendían humo.
En todo caso, repito que es una apreciación desde el punto de vista del gusto personal.
Un saludo.

Cayetano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Dame Masquée dijo...

En serio Rust and blue obedece a criterios reflexivos y racionales? No me diga. Ahora, lo del canto XVII y el concepto espacial me ha llegado al alma.

Curioso que elija el canto XVII. De la Divina Comedia, imagino. Lo digo porque en ese canto Dante describe al monstruo Gerión, imagen del fraude, y está dedicado a aquellos pecadores que han violentado el arte.

Curioso, muy curioso.

Feliz tarde de domingo, monsieur.

Bisous

AMALTEA dijo...


No sé quien dijo que se ha abierto un camino lleno de trampas con la abstracción pictórica.
Que un Pollock nos diga algo es tan fácil -o difícil- como plantarse ante un pared pintada de rojo y deleitarse con ella.
La cuestión es que hay mucho gato por liebre y que, muchas veces, la falta de técnica y pericia, se disimulan con verdaderas patochadas que nadie se atreve a contestar.
En todo caso, el mercado ha fabricado "artistas" que cotizan y son marca comercial. Deslindar una obra abstracta de una memez requiere un buen ojo, libertad de criterio, y una percepción afinada y sin prejuicios.

Un abrazo

Marcos dijo...

Cada vez valoro mas un impresionismo puro, donde habría poca diferencia entre un cuadro y una fotografía, sin que quizá puedas encontrar siquiera el rasgo del pincel. Estas pinturas que detallas empezamos porqué no las entiendo, pero de cuando en cuando me descubro ante un cuadro que me impacta, serán los trazos o los colores, pero distingo fuerza, carácter, contrapesos, algo que no se definirlo pero que me fascina. Indago en otros cuadros del mismo autor, y no me dicen nada.

Francisco Espada dijo...

Como de costumbre una nueva lección magistral sobre el arte que hemos visto algunos crear. Lo cierto, es que este tipo de expresión ofrece más posibilidades de dar gato por liebre y no todo lo que parece lo es.

Un abrazo.

Ambar dijo...

Debo reconocer que el mundo del arte abstracto no me gusta. Me gusta Paul Klee y me gusta Kandinsky según dices los iniciadores del abstracto pero, por ejemplo no consigo que me gusten ninguna de las " Woman" de Kooning.
Una buena entrada la que has hecho.
Saludos

Isabel Barceló Chico dijo...

Me quedo muda ante esta entrada. Magnífica. Un abrazo, querido amigo.

Marisa dijo...

Esta vez prefiero escuchar calladita y atenta tu magnífico y claro resumen del arte abstracto de la segunda mitad del siglo XX.
Muy buen trabajo, Paco.

Un beso.

Alfredo dijo...

Estos ya son movimientos artísticos que exigen que el espectador ponga mucho de su parte para llegar a extraer todo el jugo a las obras. A partir de aquí la percepción sí que cambia radicalmente y la libertad del artista alcanza cotas nunca antes vistas.

Buena semana!

Anónimo Castellano dijo...

Esta es una entrada de quitarse el sombrero. Excelente análisis, Paco.

Creo que nadie duda de que tus alumnos están en unas inmejorables manos.

Un abrazo fuerte.

Manuel López Paz dijo...

Si he de ser sincero, el abstracionismo me gusta poco. Quiz´ñas por mi escasa cultura artística que no me permite ver lo que los críticos y estudiosos ven. Me cuesta mucho entenderlo.

De todas forma eso no quita mérito a esta entrada Paco muy buena

Saludos

Carmen Cascón dijo...

Con el arte abstracto me pierdo, querido Paco, aunque he de reconocer que es posible que todavía no lo haya acabado de entender del todo. Está claro que Monet llegó a niveles muy próximos a la abstracción, como bien se puede comprobar en sus paneles sobre las ninfeas y los reflejos del agua. A partir de ahí todo podía ser posible con tal de descomponer y hacer desaparecer las formas reconocibles por completo.
Un saludo

profedegriego dijo...

Querido Paco, excelente maestro, que hasta en un tema que, lo confieso, me cuesta infinito entender y valorar, eres capaz de una clase magistral; a partir de ahora miraré los Pollock y compañía con ojos más compasivos.
Mil bicos.

Carolina dijo...

Hola Paco, que tal,
reconozco que este no es mi estilo preferido ni mucho menos pero éste es un gran analisis, muy claro que me lleva a comprender el movimiento mucho mas.
Un abrazo grande.

Bertha dijo...

Una entrada muy interesante. Sin embargo, confieso que no estoy preparada para este tipo de arte, me cuesta cogerle "cariño"...me gusta que el arte se explique solo, llámame vaga :)

Un abrazo feliz día.

Magia da Inês dijo...

Gosto de abstração... permite a mente viajar por realidades sonhadas!...
Ótimo início de semana!
Beijinhos do Brasil
¸.•°✿✿⊱彡

calamanda dijo...

¿Quién vio en la exposición del Hermitage, en el Prado, el famoso "Cuadro negro" de Malevich?...Ad Reinhardt concentró su obra en el negro y dijo cuando finalizó su obra "Abstract Painting":

"El arte es arte, y todo lo demás es todo lo demás"

Hay que sumergirse el las líneas, el color y la forma...qué difícil!
Paco, gracias, está estupenda.

Recuerdos.-

mariac dijo...

A partir de la fotografia ningun estilo pictorico pudo compararse con ella, de ahi el pintar cosas abstrastas para comprenderlas hay tambien que aprender su lenguaje. Hoy dia impera el arte conceptual, los pintores venden el concepto y son los otros los que tienen que interpretar sus deseos y crear sus obras, el artista solo tiene que firmarlas.
Un saludo

Ana Galván Romarate-Zabala dijo...

Completísimo post Paco, enhorabuena! Y feliz jueves!
Saludos,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...