ARTE TORREHERBEROS: COMENTARIO DE ALUMNOS. LIDIA BEJINES. EL ESCRIBA SENTADO DEL LOUVRE
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





martes, 21 de mayo de 2013

COMENTARIO DE ALUMNOS. LIDIA BEJINES. EL ESCRIBA SENTADO DEL LOUVRE




Encuadre:


Título:   Escriba sentado Louvre.
Género: Escultura exenta. 53 cm. Museo del Louvre (París).
Cronología: 2600- 2000 a.C. V dinastía. Imperio Antiguo.
Estilo: arte egipcio.
Otras obras de la época: Estatua del faraón Mikerinos y su esposa, Kefren entronizado, la Tríada de MikerinosEscriba Morgan, Alcalde del pueblo...           

   

Análisis:


Nos encontramos ante la representación de una obra escultórica en la que podemos apreciar la figura de un hombre en actitud sedente escribiendo sobre un rollo (de papiro) que sostiene entre sus piernas cruzadas. Es un escriba, personaje que en la antigüedad suele identificarse como un amanuense o copista. Se trata de una figura exenta, pero no de bulto redondo, puesto que el contenido fundamental de la misma se nos presenta en su parte frontal. 
La obra está realizada en materiales propios de la época; en este caso, piedra caliza pintada de 53 centímetros de altura. Llama la atención la policromía que reúne: predominan los tonos oscuros para cabellos y pupilas y fundamentalmente el tono rosáceo de su piel, que se denota claramente por la razón de que la figura se nos presenta desnuda. Esta circunstancia dota a la representación de un mayor grado de naturalidad. En cuanto a la composición de la obra, se aprecia una clara disposición piramidal, con una base formada por las piernas, más anchas que el resto de las figuras, un tronco constituido por su torso y una cúspide formada por la cabeza. Se nos presenta en una disposición totalmente frontal, donde la desnudez del personaje permite realizar un estudio anatómico del mismo. 
Se observa la plasmación de un rostro marcado por su cabello geométrico, ojos almendrados (artificiales de pasta vítrea para acentuar la profundidad de su mirada), orejas prominentes y labios apretados, constituyendo un todo hierático e inexpresivo. El conjunto de características reseñadas nos haría deducir que nos encontramos ante una obra de la antigüedad, concretamente de la civilización egipcia, donde prima el hieratismo, la quietud y la ritualización de las acciones,  la ceremoniosidad y la solemnidad. Esta obra tienen un carácter utilitario, una finalidad no estética, la belleza es algo secundario en Egipto.


Comentario:

La escultura en Egipto está tan supeditada a la religión como la arquitectura y todas sus obras tienen un carácter utilitario. Las figuras humanas respetan las reglas de la etiqueta oficial. Los arcaísmos, como ojos almendrados y rostros sin expresión, la mirada tensa, la rigidez en la manera de doblar cualquier articulación, sirven a un lenguaje que no busca la representación de la vida, sino retratos-soportes del alma para la eternidad. Siempre se les representaba de frente por respeto (frontalismo para dignificar) si se trata de bulto redondo (con la cabeza de perfil si es relieve). 
Las esculturas de bulto redondo o exentas padecen rigidez, estatismo, idealización, sin movimiento, sin ningún sentimentalismo, sin pasión. Los brazos están pegados al cuerpo. Se realizan en caliza, madera polícromada y las más importantes en granito, obsidiana y basalto. En esculturas exentas los faraones proliferan con frecuencia y junto a él  figuras de funcionarios, como la obra que estamos comentando; escribas, cuyos rasgos transcriben cierto realismo, como ocurre con los oushebti, pequeñas figurillas de tierra cocida o madera, que representan escenas y oficios de la vida cotidiana. En palabras del experto Vandier, hablamos de “ el ejemplar más hermoso que se conoce, según parecer unánime”. Además añade el egiptólogo francés que basta mirarlo para saber que el modelo era inteligente, voluntarioso y poco propicio a la bondad.


En la evolución de la escultura egipcia podemos distinguir las siguientes etapas:

Etapa Tinita:

La plástica de este periodo ha dejado magníficos ejemplos de objetos de uso cotidiano, como los mangos de cuchillos  rituales o las paletas de tocador.

- Cuchillo Gebel -El-Arak                                                                                                                                                                                                              -Estela del Rey Narmer                                                                                                                                                                                         -Estela del Rey Serpiente (Uto)                                                                                                                                                                

Imperio Antiguo:

-Esfinge de Gizeh

- Estatua sedente del faraón Kefrén

- Conjunto del faraón Mikerinos, la diosa Hathor y la representación del nomo de Kynopolis

-Estatua del faraón Mikerinos y su mujer

-Escribas del Louvre y Morgan ( esta obra)

- Cheik-El-Beled o Alcalde de pueblo

- Rahotep y Nefret sedentes

- Enano Seneb con su mujer e hijos.

Imperio Medio:

Va a tomar mucha preponderancia el relieve; los bajorrelieves y relieves rehundidos. Su nota distintiva es el realismo  intenso, aunque la primera impresión es el hieratismo monótono , y solían estar acompañados de escritura jeroglífica.

-Barco funerario

Imperio Nuevo:

Se nota cierta tendencia hacia la idealización de las majestuosas representaciones de los faraones. Se distinguen 3 etapas:
       1)  Hasta el reinado de Amenofis IV:


-Colosos de Mennon
2)  Revolución de Tell-el-Amarna ( Amenofis IV= Akenatón):


-Retratos de Amenofis IV y escenas familiares con sus hijos en relieve.

- Retrato de Amenofis IV

- Relieves de Tell-El-Amarna

- Cabeza de Nefertiti

3) Periodo post-Amarna

-Máscara mortuoria de Tutankamon

-Estatuas del Speos de Ramsés II en Abu Simbel

- Relieves de Ramsés II

- Carneros de Amón en Karnak.



Bajo Imperio:

Surge un eclecticismo característico de la decadencia, tomándose como referencia los modelos del pasado.
-Cabeza verde

-Estatuas de animales y dioses saítas.



Contexto Histórico:



Egipto es un país que tiene unos condicionamientos naturales que se van a dejar notar en su arquitectura, tales como la vida alrededor del valle del Nilo y su clima seco desértico. La arquitectura es totalmente adintelada y no está pensada para el hombre sino para los dioses egipcios. El carácter geométrico está muy medido. Como material fundamental se usó la piedra labrada y como elemento sustentante la columna que variaba la forma de su capitel según qué parte del río Nilo estuviese más cerca.En cuanto a la sociedad egipcia, estaba muy jerarquizada. 
El faraón no solo era el jefe político sino también religioso, para el pueblo eran considerados como dioses. Eran los responsables de que el orden de la vida no fuese alterado. La sociedad estaba dividida en: el faraón, debajo de él se encontraban los altos funcionarios (administración y ejército) y los sacerdotes, después los funcionarios (escribas, mercaderes, artesanos y campesinos) y por último los esclavos.La religión egipcia era politeísta. Había dioses venerados en todo el país. Los egipcios tenían un concepto de vida la cual no se terminaba después de la muerte, creían que no solo el alma (ka) seguía viviendo sino también el cuerpo (ba).

 

13 comentarios:

Bertha dijo...

Un comentario muy bien elaborado felicidades Lidia!.Una estatuilla muy bella tiene un rostro muy real y las manos estan muy bien realizadas que para mí es la parte más compleja y en pintura igual.Del comentario me hace mucha gracia y no esenta de verdad que tenía unas facciones inteligentes pero que seguramente era una persona poco propicia a la bondad.

Un abrazo y feliz miércoles para todos.

Francisco Espada dijo...

Ya estamos de nuevo en época de exámenes y es tiempo de sacar estos a relucir para que todos vean como estudiando se pueden alcanzar los objetivos. Felicidades a Lidia y a su profe.

Un abrazo

Manuel López Paz dijo...

Como siempre excepcional. Me gusta mucho el arte egipcio. Siempre hay algo nuevo que aprender.

Saludos Paco

Isabel Barceló Chico dijo...

Estupendo el trabajo de tu alumna Lidia. Esta figura es muy bella y muy humana. La verdad es que lo egipcio nos sigue fascinando a través de los siglos. Un abrazo.

La Dame Masquée dijo...

Otra alumna que ya puede presumir de conocimientos a estas alturas del curso. Es evidente que ha aprendido mucho y que sabe expresarlo. Felicidades.

Buenas noches

Bisous

Anónimo Castellano dijo...

Es todo un gusto leer estos comentarios. Gracias por compartirlos y felicidades a Lidia.

Un saludo, amigo Paco.

Cayetano dijo...

Enhorabuena a tu alumna por ese estupendo comentario.
Cuando estuve en el Louvre me llevé una sorpresa enorme: la escultura del escriba, que tantas veces la había visto en los libros, resultaba ser una coqueta figura de poco más de dos palmos, casi una muniatura... pero preciosa.
Los egipcios eran un pueblo inteligente y que valoraba el trabajo de los demás. Nada menos que hacer una obra inmortal de un funcionario. Aquí los insultamos, les bajamos el sueldo y si podemos los echamos a los leones.
Un saludo.

Katy Sánchez dijo...

Enhorabuena a la comentarista y profesor. Esta es una de las estatuillas que más he admirado en Louvre.
Bss

Laura. M dijo...

Buen detalle el de las manos.
Habrás puesto buena nota a Lidia:))

Me ha hecho gracia esto... "Basta mirarlo para saber que el modelo era inteligente, voluntarioso y poco propicio a la bondad"
Un beso.

Carmen Cascón dijo...

La postura, la mirada inteligente y esa sonrisa congelada en la eternidad nos acercan a este personaje que vivió hace más de tres mil años. Parece que está vivo, que de un moemento a otro se va a levantar y nos va a hablar de ese sueño en que vivió en otro tiempo. Sin duda una de la sesculturas más fascinantes salidas de la mano del hombre.
Un saludo y enhorabuena por el comentario

Carolina dijo...

Excelente exposicion, me ha resultado muy amena su lectura. Felicidades a Lidia y a su Maestro!

Adriana Alba dijo...

Que interesante.
Si no fuera por la posición de las piernas (como están cruzadas) podría perfectamente estar sentado en la postura del loto (padmasana)utilizada en muchos casos para meditar.
La cultura egipcia tiene bastantes similitudes con las de India.
Como siempre un lujo de entrada.
Besos querido "Profe" Paco y felicitaciones a Lidia por su excelente trabajo.

Lidia bejines prieto dijo...

Gracias por estos maravillosos halagos, siempre es un placer hacer comentarios y que Paco me corrija sabiamente: Besos, Lidia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...