ARTE TORREHERBEROS: LAS TRES GRACIAS DE RUBENS
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





miércoles, 13 de marzo de 2013

LAS TRES GRACIAS DE RUBENS

Peter Paul Rubens. Las tres gracias. Óleo sobre lienzo. 1635. Museo del Prado. Madrid.




La pintura flamenca durante el siglo XVII tuvo en Peter Paul Rubens (1577-1640) a su protagonista indiscutible. 
La naturaleza le dotó de un cerebro prodigioso para desenmarañar los problemas compositivos de un cuadro y fue un mago del color. Además ,está considerado como el artista más culto de su tiempo, hablaba y escribía seis lenguas modernas, además del latín, y estuvo considerado como un sagaz diplomático al servicio de la política exterior española. Vivió siempre como un hombre rico y respetado.
Rubens es el gran representante del Barroco triunfal y católico, de la Contrarreforma. En él el
barroco brilla con extraordinaria vitalidad y sin ningún freno. Su estilo podría resumirse en tres exaltaciones: el color, el movimiento y la forma gruesa. La gama de colores utilizados, la soltura de la pincelada y el uso de la paleta adquieren una intensidad pocas veces alcanzada. Su colorido es muy rico y brillante, muy vibrante, predominando el tono rojo y todas las tonalidades cálidas: azules, naranjas, amarillos... Su técnica es suelta y ligera, libre, pero de una gran maestría y seguridad. Sus composiciones adquieren un dinamismo extraordinario; músculos en tensión, escorzos, diagonales enérgicas, árboles que se retuercen como sarmientos, suelos ondulantes..., alejándose de sus telas la vertical, la horizontal y la forma estática. Finalmente, sus mujeres gruesas muestran su inclinación hacia la figura redonda, las formas robustas y opulentas, tan propicia para ser plasmada por la técnica pictórica. Todo ello agrupado en composiciones arracimadas de ritmo turbulento, enroscándose las formas.
Dominó todos los procedimientos de la técnica pictórica, desde lienzos al óleo hasta murales al fresco, pasando por los cartones para tapices, el diseño de arcos triunfales para honrar los recibimientos regios y la ilustración de libros y misales. Con idéntica maestría tocó todos los temas y géneros, pero renovándolos. Pintó asuntos religiosos, históricos y mitológicos; cultivó el paisaje, el bodegón y fue un estupendo retratista. La pintura no tenía secretos para él.
Autor de gran variedad temática, es en sus obras mitológicas donde manifiesta más plenamente su vitalidad, destacando obras como "Ninfas perseguidas por sátiros", "El juicio de Paris", "El jardín del amor" o "Rapto de las hijas de Leucipo". Su cuadro alegórico de "Las tres Gracias" es uno de los más conocidos en este tema pictórico y en el que nos centramos en su estudio.


El tema se remonta al mundo clásico. Las Gracias son divinidades relacionadas con el dios Apolo, que formaban parte de su séquito, juntamente con las ninfas. Se llamaban Eufrósine, Talía y Aglaye. Eran hijas de Zeus y Eurínome. Para Séneca representaban el triple aspecto de la generosidad, es decir, el dar, el recibir y el corresponder. Para Hesíodo, en cambio, personificaban la belleza, la ternura y la amistad. En otros casos, simbolizaban la Castidad, la Belleza y el Amor, con la inscripción latina Castitas, Pulchritudo, Amor. Más tarde, los filósofos humanistas florentinos del siglo XV vieron en ellas las tres fases del amor: la belleza, que suscitaba el deseo, que llevaba a la satisfacción. En una palabra, se asociaban con el amor, la belleza, la sexualidad y la fertilidad, entendidos como fuerzas generadoras de vida. Desde la antigüedad, solía representárselas desnudas, enlazadas entre sí y danzando.
El pintor flamenco ha cambiado el canon de belleza, empleando el típico de sus pinturas, con mujeres entradas en carnes, robustas pero proporcionadas, elegantes, de cuerpos exuberantes. Rubens mantiene la composición que Rafael había pintado anteriormente, pero cambia la relación de las figuras al presentarlas conectadas entre sí a través de los brazos, el velo transparente y sus miradas. Las Gracias de Rafael rezuman castidad y son el tipo de belleza ideal, mientras que las de Rubens pueden corresponder a la belleza más sensual. Más que las Cárites de la mitología griega, parecen bacantes, en las que destaca la ampulosidad de sus contornos. Las carnaciones claras y palpitantes de los cuerpos de las mujeres irradian luz al resto de la composición.
La presencia de flores de guirnaldas en la parte superior hace referencia a la abundancia, el prestigio y la gloria. El fondo del paisaje acentúa la belleza del conjunto. La escena es de calma y tranquilidad. La sensación de movimiento que irradian las tres jóvenes es magnífico, dando el efecto de invitar al espectador a integrarse a la escena. Es un cuadro sin acción, donde sólo importa el goce para contemplar el cuerpo femenino. La disposición de las Gracias forma un triángulo armonioso, estando la de enmedio de espaldas, con la cabeza vuelta y apoyada en sus compañeras. 

Rafael. Las tres gracias. Óleo sobre tabla. 1504-1505. Museo Condé. Chantilly (Francia). 


Se ha interpretado la obra como un canto del artista al amor, la felicidad y el placer derivados de su matrimonio con la joven Helena Fourment. Por tanto, se ha querido reconocer en esta obra las facciones de las dos esposas del pintor: Isabella Brant y Héléne Fourment. La figura de la izquierda es sin duda Héléne Fourment, su segunda mujer, que la utilizó varias veces de modelo. El matrimonio con una mujer treinta y siete años más joven que él, cambió la vida de Rubens, que haría de su joven esposa la auténtica musa de su pintura, y, a partir de este momento, casi todas las mujeres que pintó adquirieron su rostro. El rápido aumento de peso de su segunda esposas, Heléne Fourment, es prueba de que la grasa constituía un ideal anatómico para el artista. 
El fuerte foco de luz que utiliza el maestro resalta el colorido tizianesco de las muchachas. Rubens conjugó en su estilo la tradición pictórica flamenca con la italianizante, al estudiar la obra de los maestros italianos del siglo XVI.
Según la opinión de la mayoría de críticos, parece que participaron varias pintores en la realización de la lienzo, más concretamente en las manos y en el paisaje. Esto ha motivado a calificarla como obra de taller. La cronología también mantiene todavía hoy discrepancias, pues no se sabe con seguridad la fecha de su realización situándola dentro de un margen que oscila entre 1625 a 1639. De todas formas, la magnificencia de las figuras, el dinamismo y la riqueza cromática han hecho de esta pintura una magnífica composición, de las mejores obras mitológicas del pintor flamenco, y el ejemplo de las tres gracias por excelencia en la representación mitológica.

Las tres Gracias formaban parte de la colección de Felipe IV, adquirida entre los bienes del pintor, subastados tras su fallecimiento, en 1640. Como pintura de la colección real, Las tres Gracias, pasó al Museo del Prado de Madrid, cuando éste se abrió como institución pública en el siglo XIX y allí podemos apreciarla en la actualidad.


Dejamos aquí dos videos sobre esta obra mitológica de Rubens: 


 

26 comentarios:

Natàlia Tàrraco dijo...

Cárnica sensualidad, !alegría!
Es lo que me transmite la mayor parte de la obra de Rubens.
Besito miercolero.

Bertha dijo...

Aun siendo importantes los personajes y el relato cobra muchísima importancia en las pinturas de Rubens el escenario donde los ubica.

Estas carnes rosadas ,el angelote,la guirnalda de rosas,el adornaje del cabello es precioso.De las tres gracias la que mas me gusta es la de la derecha.

Un abrazo feliz día.

Cayetano dijo...

Un homenaje a la mitología griega y romana; pero también a la lozanía, a la abundancia, aunque vaya revestida de celulitis. Otros tiempos, otros cánones de la belleza.
Un saludo.

La Dame Masquée dijo...

Felipe IV tenía buen gusto para el arte. Pero, desde luego, la pintura invita a reflexionar acerca de lo mucho que cambian las modas y el concepto de la belleza.

Feliz día

Bisous

Katy Sánchez dijo...

Las de Rafaél tienen mejor tipo:-) aunque gozan de mejor salud las de Rubens.
La semana pasada las estuvimos viendo en el Prado con las peques de 6 y 4 años, que nos preguntaban que por qué estaban desnudas.
Lo mejor fue el comentario de la de 4 años ante el cuadro de Pentecostés del Greco.
"Mamá ¿por que a esos se les está quemando el pelo?"
En fin hay que iniciarles a edad temprana.
Un abrazo

Katy Sánchez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
AMALTEA dijo...

La imagen de las tres bellas, aparte de otras consideraciones estéticas, revelan la mano de un artista que se las sabía todas y que rescataba el gozo de la carne. Hermosas y tan luminosas que sentimos no estar en ese círculo danzante.

Un abrazo.

FREDERICKjoto BARRAZA dijo...

¡HOLA! soy nuevo por aquí...
Quiero felicitar al autor de este blogspot pues el arte clásico y renacentista siempre me ha fascinado.

En esta entrada podemos apreciar como ha ido evolucionando el Ideal de la Belleza Femenina, en tiempos de Rubens eran las mujeres rollizas y "de doble pechuga" las que se consideraban guapas, pero no así en nuestra días, donde son las mujeres extremadamente delgadas, con aspecto anémico, las top models y las misses quienes "triunfan" en las pasarelas de la fama.

Sólo quiero hacer una pequeña correción en cuanto a este tema y espero que el autor no lo tome a mal: las Cárites o Gracias formaban parte del séquito de Venus Afrodita. Eran las Musas las que atendían a Apolo.

¡Felicitaciones al autor! por la dedicación y el esfuerzo de este blogspot...

Alma de Adra dijo...

:D El canon de Rubens debería ser el que dominase y yo no tendría que pasarme la vida a dieta, "dieta sea"...grrr Las de Rafael, y eso que también son bastante abundantes, quedan deslucidas, como menos gracias, vaya :D


Un beso, Paco

Mari-Pi-R dijo...

No sabía que fuese tan culto, pues hablar y escribir seis lenguas en aquel tiempo no era muy corriente e incluso hoy en día.
Las tres gracias una obra perfecta.
Un abrazo

Marisa dijo...

Muy bien analizada esa significación alegórica y pictórica de "Las tres Gracias". Me ha encantado conocerla.
Siempre es un placer leerte, Paco.

Un abrazo.

Ambar dijo...

!Que buenos análisis realizas siempre!.La verdad es un privilegio ser tu alumna sin pagar tasas y sin exámenes.Así me siento yo
Saludos

Abuela Ciber dijo...

Encantada de visitarte e impregnarme de estos bellisimos sentires.
Bellisimas,su exhuberancia trasciende edades.
Es vida, vitalidad, color, dulzura, amor, pasion.
Tres talle S no serian lo mismo.

Saludos

profedegriego dijo...

Querido Paco, como "Apoteosis de la celulitis" oí yo definir este cuadro de Rubens hace años; bien demuestra el pintor que los cánones de belleza han cambiado, y mucho, a lo largo de la historia.
Si me lo permites y con la venia del amigo FREDERICKjotoBARRAZA, haré una puntualización necesaria a la corrección, amparándome en la autoridad del mayor experto en materia de mitología grecorromana, Pierre Grimal, que para mí es, obviamente, referencia de cabecera. "Las Cárites -en latín, las Gracias- son divinidades de la belleza y, tal vez en su origen, potencias de la vegetación. Habitan en el Olimpo en compañía de las Musas, con las cuales forman a veces coros. Pertenecen al séquito de Apolo, el dios músico y se les atribuye toda clase de influencias sobre los trabajos del espíritu y las obras de arte.Acompañan gustosas a Atenea, así como a Afrodita y Eros, y a Dioniso". ("Diccionario de Mitología griega y romana", edit. Paidós, Barcelona)
Mil bicos, maestro.

Carolina dijo...

Hola Paco, me encantan las luminosas Las Tres Gracias, de Rubens.
Un beso.

Francisco Espada dijo...

¡Genial, como de costumbre, Paco! Hubo un tiempo que visitaba muchas veces el Museo del Prado y siempre me recreaba en esta obra.

Un abrazo

Alfredo dijo...

Para el próximo mes de abril me han pedido una conferencia sobre el cuadro de Botticelli La primavera. Como bien sabes, ahí también hay tres gracias ejecutando una grácil danza.

Rubens es mucho más corpóreo y sus figuras responden perfectamente al ideal de belleza de su época.

Un saludo!!

CarmenBéjar dijo...

A raíz de la contemplación de este cuadro surge la teoría del concepto de belleza a lo largo de la Historia, y cómo se ha perdido el canon clásico, musculoso y fibroso, propio de la escultura de Grecia y Roma. Rubens toma como modelo a las mujeres de su tiempo y de su espacio, carnosas, llenas de vida, esplendorosas féminas bien alimentadas y fértiles.
Un saludo

Isabel Barceló Chico dijo...

Siempre me alegras con el arte. ¡Y el amor! Besazos.

Manuel López Paz dijo...

Esta pintura es una de mis favorita de Rubens. Te he comentado antes, que una escultura sobre las tres gracias está en una de las entradas de la Universidad Central de Venezuela.

Saludos

Laura. M dijo...

Me guasta más la de Rubens. Entiendo poco de pintura pero se ve más natural y con mejor luz.
Hoy día no servirían para modelo,las quieren más escuálidas.
Un beso.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Qué exuberante y magnífico.
Un abrazo Paco.

dapazzi dijo...

Fondonas, saludables para su epoca.
saludos.

Adriana Alba dijo...

Agraciadas...Las Tres Gracias, amor, belleza, fertilidad, sexualidad, armonía y luminosidad.
Gracias Paco por tan ilustrativo post.
Me encantó.
Besitos.

teca dijo...

Sensualmente linda! Deliciosa entrada de conhecimento e harmonia.

Beijos.

Magia da Inês dijo...

°º✿彡

Os seus textos são aulas fáceis de serem entendidas, ilustradas com essas maravilhosas pinturas.
Obrigada pelas aulas!
Bom domingo!
Beijinhos do Brasil. 彡✿º°
°º✿✿º°

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...