ARTE TORREHERBEROS: ALGUNOS TEXTOS SOBRE CARAVAGGIO
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





domingo, 18 de marzo de 2012

ALGUNOS TEXTOS SOBRE CARAVAGGIO

 Caravaggio. David con la cabeza de Goliat. Óleo sobre lienzo. 1609-1610. Gallería Borghese. Roma.


Se cree generalmente que, en relación con la enorme importancia del artista, Caravaggio ha sido descuidado por la bibliografía artística contemporánea o inmediatamente posterior. Eso no es exactamente así. Todo el siglo XVI se ocupó de la figura de Michelangelo Merisi. Y el que desde Zuccaro hasta Bellori se refirieran a él, ensalzándolo o rebajándolo como "naturalista", demuestran su tirón.  Grandes artistas ignoraron la talla extraordinaria de Caravaggio como Gido Reni o Aníbal Carracci, o menores el Caballero d´Arpino y Baglioni, de modo que se prefirieron a su genio otros talentos menos notables como Albani, Domenichino, Lanfranco o Pietro da Cortona, pero hubo un gran debate en torno a su obra. Sin embargo, el siglo XVIII sí descuida a Merisi: los artistas lo pasan por alto o se conforman con los juicios anteriores. Con los neoclásicos y los románticos, a la valoración en clave técnica, de paleta y naturalistas, suceden los juicios bien en clave idealista o plástica, sobre todo en cuanto a los temas.
En el siglo XIX, solo con Kallab empieza a aparecer el verdedaro Caravaggio, el de la luz inimitable, el del sentir religioso y de la composición revolucionaria, el pintor que Roberto Longhi, Lionello Venturi y Matteo Marangoni han dado a nuestra meditación en prolongados estudios y a través de polémicas no olvidadas: el Caravaggio de una pintura nueva, compleja, irreductible a esquemas y escuelas, solitaria grandeza de una poesía aún más solitaria.
A principios del siglo XX Caravaggio fue considerado como el primer artista moderno, por alejarse de los cánones clásicos de belleza, como pocos lo habían hecho hasta entonces. Entre las investigaciones que se realizaron en torno a la obra y figura de Caravaggio destacan algunas por haber sido innovadoras en su momento, como la de Walter Friedlander (1955), o por su rigor e interpretación desde la historia del arte como la de Catherine Pugliosi o Ventura Lionello.
El primer autor o texto escrito que hacía referencia a Caravaggio fue escrito por el flamenco Karel van Mander en 1604, pintor que frecuentaba el círculo del Caballero d´Arpino, artista para el cual trabajó Caravaggio recién llegado a Roma. En segundo lugar, y más extenso,  es el texto de Giulio Mancini, médico del Papa Urbano VIII Barberini y, a su vez, coleccionista de arte y experto en pintura. Giovanni Baglione, conocido rival de Merisi, tanto pictórica como personalmente, escribió posteriormente más de doscientas biografías de artistas entre las cuales se encontraba la de nuestro pintor. Sólo Mancini y Baglione tuvieron un contacto directo con el artista. Mancini frecuentaba a menudo el palacio del Cardenal del Monte,  mientras que el segundo, a pesar de su enemistad con Caravaggio, es el que  compartía más directamente el ambiente artístico con el pintor lombardo.
Veámos algunas opiniones aportadas sobre el pintor lombardo:

 Caravaggio. Muchacho con cesto de frutas. Óleo sobre lienzo. 1593.
 Gallería Borghese. Roma.


"No hay duda de que Caravaggio fue beneficioso para la pintura, pues apareció en un momento en que, en vez de imitar del natural, los pintores seguían el estilo de otros artistas, y se buscaba antes la belleza que la verdad. Fue entonces cuando él, despojando al color de todo artificio […] devolvió el color de la sangre y la carne, recordando con ello a los pintores que debían volver a la senda de la imitación […] Sin embargo, a pesar de todo, carecía de muchas y de las mejores partes que constituyen la pintura, pues no tenía invención, ni decoro, ni dibujo, ni ciencia alguna de la pintura, ya que mientras fijaba su mirada en el modelo, sus manos y su ingenio estaban vacíos…"

Giovanni Pietro Bellori, Vida de los pintores, escultores y arquitectos modernos, 1672.

“En la tradición académica del siglo XVII, los pintores odiaban a Caravaggio porque se les había dicho que era un realista, que no tenía imaginación y esto es lo peor que podía pasar. Estas afirmaciones no son ciertas ya que es un artista que compone y que estudia cómo va a hacer esas composiciones que tanto han influido en numerosos pintores a lo largo de la historia”

Graham-Dixon, Andrew. Caravaggio. Una vida sagrada y profana. Taurus.

Caravaggio. Cena en casa de Emaús. Óleo sobre lienzo. 1601. National Gallery. Londres.


“Caravaggio se transformó  con el tiempo en alguien que dormía completamente vestido con su puñal junto a él, y que temía las persecuciones tanto de la justicia maltesa como de la romana. En la Roma de la Contrarreforma la vida podía llegar a ser peligrosa y carecía de gran valor. La violencia persiguió al hombre y a la obra del Caravaggio por Nápoles, Malta y Sicilia. Allí su comportamiento era desequilibrado, le enfurecían las críticas y pronto empezó a menospreciar a los pintores locales, dando rienda suelta a su carácter envidioso e impaciente; se mostraba inquieto, intranquilo, incluso a pesar de dejar de trabajar, y era temido por desquiciado y loco.”

Langdon, Helen. Caravaggio, A life  (Londres, 1998); en castellano: Caravaggio, Edhasa, 2002.
 

"Caravaggio no ejecutó un solo trazo sin hacerlo directamente del modelo vivo. Y no es éste un mal camino para llegar a buen fin, porque pintar sirviéndose de dibujos no es tan seguro como tener el natural delante y seguir a la naturaleza en toda la variedad de sus colores; pero ante todo es necesario que el pintor adopte el criterio de elegir de lo bello las cosas más bellas" 

C. Van Mander. Het Leven der Moderne oft dees-titjsche doorluchtighe Italianschen Schilders. Alkmaar. 1603.


"Por el horror que sentía del ideal insulso, Caravaggio no corregía ninguno de los defectos de sus modelos, a los que paraba por la calle para hacerlos posar. He visto en Berlín algunos cuadros susyos que fueron rechazados por las personas que los habían encargado por ser demasiados feos. El reino de lo feo no había llegado todavía."

Stendhal. Roma, 1806.

"Caravaggio no tenía ni variedad ni corrección, y por ello era del todo malo en el dibujo".

A.F. Mengs. Lezioni practiche di pittura. 1760-1770.


“Michelagnolo Amerigi fue hombre satírico y altanero; y en cualquier momento gustaba hablar mal de todos los pintores pasados y presentes, por insignes que fuesen; pues le parecía que él solo con sus obras había adelantado a todos los otros de su profesión. Sin embargo, entre algunos se estima que ha arruinado la pintura, pues muchos jóvenes, siguiendo su ejemplo, se dan a copiar una cabeza del natural y no estudian ni los fundamentos del dibujo y de la profundidad del arte, solamente con el color se contentan, de modo que no saben poner dos figuras juntas ni componer historia alguna, por no comprender la verdad de tan noble arte (...) Fue Michelagnolo por soberbio ardor de espíritu un algo díscolo, y a cada rato buscaba ocasión de romperse el cuello o de poner riesgo a la vida ajena”

G. Baglione. Vitte de´pittori, scultori e architetti... Roma. 1642.




























Caravaggio. Judit y Holofernes. Óleo sobre lienzo. 1598-1599. Galería Nacional de
 Arte Antiguo. Roma.

 "Cuando miramos la Vocación de San Mateo nos damos cuenta de que ha ocurrido algo nuevo, algo que ha cambiado el arte de Caravaggio. Un nuevo modo de subordinar cada imagen al efecto general de luz y sombra aparece evidente, y puesto que este modo es esencial  a todas las obras posteriores puede deducirse de él que el período de búsqueda ha concluido y que el  estilo del artista está perfectamente logrado. Ha habido en todas las épocas pintores realistas que han sido grandes artistas. No porque hayan reproducido la realidad empírica en un modo ilusiorio, sino porque la han interpretado, y por latonto visto y sentido, según su fantasía. Y lo que los diferencia de los pintores de la idea es que éstos evaden fantásticamente la realidad mientras que los naturalistas interpretan ésta y dan de ella lo que les parece es su esencia. Giotto y Masaccio son realistas como Caravaggio, con la diferencia de que son realistas sin un programa preciso, y Caravaggio hubo de hacerse un programa para liberar polémicamente la propia fantasía de una maraña de reglas y prejuicios que el manierismo quería imponerle"

L. Venturi. Il Caravaggio. 1951.


"A Poussin nada le agradaba de Caravaggio, según él venido al mundo para destruir la pintura. No hemos de maravillarnos de tal intolerancia, porque, si Poussin buscaba el decoro en sus composiciones, Caravaggio se dejaba arrastrar del natural verdadero tal como lo veía: eran polos opuestos. Sin embargo, considerando la esencia real de la pintura, que consiste en imitar lo que se ve, hay que admitir que Caravaggio la poseía a fondo...imitó tan perfectamente el sujeto que nada más se puede desear".

A. Félibien. Entretiens sur les Vies et Oubrages des plus excellents Peintres Anciens et Modernes, 1666-1668.


"Caravaggio: el Rembrandt de Italia. Abusó del dicho del Greco cuando, al preguntársele quién fuese su maestro, señaló a la multitud que pasaba por la calle, y tal fue la magia de su claroscuro que, aunque copiase la naturaleza en lo que tiene de defectuoso y de innoble, tuvo casi la fuerza de seducir incluso a un Domenichino y a un Guido (Reni)."

F. Algarotti. Saggio sopra la pinttura. 1762.


"Sin maestros, sin preceptos, tanto hizo y a tanto se atrevió, que no se sabría decir adónde podía haber llegado si hubiese vivido un siglo antes, o si, imitando con tan gran verdad la naturaleza, de los pintores de aquel siglo dichoso habría tomado las reglas para embellecerla. Mas estas reglas, con tanto magisterio seguidas por los discípulos de Luodovico (Carracci), fueron despreciadas por él; y la posteridad lo colocó al lado de Guercino y Albani, e incluso de Aníbal (Carracci), Domenichino, Guido Reni..."

G. Rosini. Storia della pittura italiana. 1839-1847.

"Ha pintado con igual elevación retratos, escenas sacras y de género, flores y frutas. Naturalista siempre, sus pinturas tienen un extraordinario plasticismo y con frecuencia una sugestiva grandeza que hace perdonar a su autor toda falta de distinción en la elección de las formas, la exageración de los gestos y las tintas oscuras sin transparencia"

F. Villot. Notice des Tableaux du Musée National du Louvre. 1852.


 Caravaggio. La vocación de San Mateo. Óleo sobre lienzo. 1599-1600. Iglesia de San Luís 
de los Franceses. Roma.



 "Para acabarla ha sido este hombre un gran sujeto, pero no ideal, lo que quiere decir no saber hacer cosa alguna sin el natural delante."

L. Scaramuccia. Le finezze de´pennelli italiani. 1674.


"No es la ausencia de todo defecto sino la presencia de eminentes cualidades lo que constituye un temperamento y hasta un genio. Ciertos hombres, capaces de un ardor indomable, no pueden resignarse a la implacable sabiduría de la mediocridad. Entre éstos, Caravaggio..."

V. Schoelcher. "Salón de 1855", Revue de Paris. 1835.


"Para la iglesia de Santa María in Trastevere había pintado La Muerte de la Virgen, y de no ser porque lo hizo con poco decoro y las piernas desnudas de la Virgen, hoy en día este cuadro estuviese en la mejor galería de los carmelitas."

G. Baglione. Vitte de´pittori, scultori e architetti... Roma. 1642.


"Así se pueden entender las calamidades del arte moderno, por ejemplo, con el deseo de retratar a la Virgen Nuestra Señora, Caravaggio usó a la prostituta Ortaccio, lo que hizo que los buenos padres carmelitas rechazasen su pintura."

 G. Mancini. Consideraziones sulla pittura. 1619-1621.

Caravaggio. La muerte de la Virgen. Óleo sobre lienzo. 1601. Museo del Louvre. París.



Terminamos con dos videos que completan la obra del gran pintor Michelangelo Merisi, il Caravaggio:




18 comentarios:

Katy dijo...

Un placer pasar tu casa. Es sumergirse en del todo en el arte y darse un buen baño de cultura cada vez que se viene.
Bss y buena tarde de domingo

La Dame Masquée dijo...

Vaya, con eso de que dormía con un puñal al lado y que mostraba un carácter desequilibrado e impaciente, no me hubiera gustado tenerle cerca.
Viendo lo tétrica que puede llegar a ser su obra, ya hacía tiempo que había decidido no invitarlo a ninguna de mis fiestas, pero es que ahora menos!

Feliz domingo

Bisous

AMALTEA dijo...

Está claro que en Caravaggio vida y obra iban juntos, y claro, detractores y enemigos le salían de debajo de las piedras. Un temperamento criminal, por decirlo con suavidad, casa mal con la excelencia de su trabajo.

No sabemos si su pintura, tan indecorosa para algunos, obedecía a una voluntad consciente de transgresión; lo que nos queda es una obra que seduce y que nos habla de la gente y la época que vivió (mal vivió).

Muchos saludos y buena semana.

Fº Javier Peralta Medina dijo...

Y era el maestro perfecto de la luz. Siempre me ha encantado esa naturalidad de un atardecer entrado por las ventanas...
Saludos¡¡¡

Manuel dijo...

Detalles artísticos de este pintor que me eran desconocido.


Mira que dormir con el puñal al lado...miedo me da.

Saludos

Mari-Pi-R dijo...

Sus colores y la naturaleza que se muestran en sus obras siempre me han gustado.
Supongo que con tanta inseguridad de su tiempo, su forma de actuar era normal, ya que muchos vivían con esta inquietud.
Muy buenos cuadros elegidos.
Un abrazo

Cayetano dijo...

Muy buena selección tanto de textos como de obras.
Mi favorita es de toda la vida "La vocación de San Mateo", tan sumamente teatral y tenebrista. Y mi pregunta siempre es la misma: ¿habría sido diferente parte de la obra de Velázquez si no hubiera conocido al maestro italiano?
Un saludo.

alma dijo...

No tengo intención de invitarlo a mis fiestas, como dice Madame y todavía menos de dormir con él, asi que me da igual si era un ególatra desequilibrado que dormía con el puñal en la mano porque para mí es un coloso...la muerte de la virgen o algunos de sus sanjuanes... Vendré luego a ver los vídeos :) Muchas gracias, Paco

Doris Dolly dijo...

Paco...Textos sobre Caravaggio "

Interesantìsimo la presentaciòn en tu blog de estas obras.
Son tan hermosas estas pinturas que aparentan ser fotos.
Lo del puñal con la inseguridad en que vivimos hemos de empezar a dormir con el... pero no vestidos .

un beso desde Argentina

Alfredo dijo...

El tiempo ha venido a colocar a Caravaggio en el lugar que merece. Un maestro absoluto a la hora de dar luz a esas figuras nacidas de las tinieblas de fondos negros, y que les da una fuerza impresionante.

Buena semana!!

Antonio Martínez dijo...

A mi también me mata, querido Paco. gracias por esta magnífica selección de textos.

Carolina dijo...

que tal, Paco? A mi me encanta Caravaggio, su manejo de la luz y la sombra tan dramatico, me gusta mucho. Y el muchacho ambiguo con la cesta de frutas, es genial y desafiante. Un abrazo.

CarmenBéjar dijo...

Me hace gracias leer estas valoraciones de la obra de Caravaggio pues de ellas se pasa de la crítica de los contemporáneos a una exaltacion de su pinturA similar a la que se puede aplicar en la Historia del Arte a través de la Historia. Primero, surge la incomprensión ante aquel que osa romper el movimiento continuo del hacer pictórico, luego aparecen sus seguidores, dando como consecuencia una asumción de sus parámetros y la creaciçon de un estilo propio que se impone. Triunfo, por tanto. Pero no dura mucho, pues ante los vaivenes del arte, ahora más ligado al clasicismo luego rompedor, el estilo navegha en horas turbulentas, hoy apreciado, mañana vilipendiado. Al llegar un determinado momento, quién sabe si por el paso de los siglo, adquiere un valor fijo, levemente en movimiento. ¿No es eso lo que pasó con los pintores impresionistas y luego con todas las vanguardias?
Saludos

Francisco Espada dijo...

Es un placer, Paco, considerarme alumno tuyo y asistir con mucho interés a tu cátedra.

Valverde de Lucerna dijo...

Me ayudas, Paco, a recordar el arte que estudié en su momento pero que quedó en la superficie, ahora cada entrada tuya me ayuda a profundizar y conocer aspectos que desconocía por completo.
A mi me gusta, Caravaggio, a pesar de las críticas negativas, quizás no sea más que un problema de modas en los gustos de la pintura.
Un saludo.

José Luis de la Mata Sacristán dijo...

hay fotografías con menos realismo que estos cuadros... un genio, a menudo olvidado como bien apuntas.

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Pacere que ha ido mejorando la opinión que de él se tiene conforme ha pasado el tiempo, sobre todo del XIX hacía acá; lo que no es de extrañar, porque enemigos en su tiempo parece que los tuvo todos.
Un abrazo.

Reyes R. Vicent dijo...

Poco que añadir a todo lo que ya se dicho. Personalmente encuentro fascinante su pintura y siempre me he preguntado cómo pudo equilibrar su personalidad, un tanto turbulenta, con el prodigio de su obra.

Saludos y enhorabuena, como siempre, por tu dedicación al Arte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...