ARTE TORREHERBEROS: LA PINTURA EGIPCIA
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





viernes, 8 de octubre de 2010

LA PINTURA EGIPCIA


Danzarinas y cantantes. Fresco mural de Una tumba de Tebas (Hoy en el Museo Británico de Londres). Imperio nuevo: 1.400 aprox. a.C.


Las primeras manifestaciones pictóricas egipcias son anteriores al 3000 a. C. Utilizaban los Egipcios todo tipo de soportes: Leño, madera, papiro, roca, pared, etc. La Técnica que predomina es el temple, que se aplicaba sobre un soporte de leche y cal, y de aglutinante utilizan huevo, leche de higuera, goma arábiga, etc, Algo más tarde comienza a utilizarse la técnica del fresco. En un primer momento los egipcios pintaban bajorrelieves, los cuales, por su escasa profundidad, propician la identificación de la escultura y el arte pictórico. A partir de la III Dinastía, la pintura sobre los muros de las tumbas sustituye al bajorrelieve, del cual adopta las principales convenciones.
La pintura egipcia muestra un absoluto predominio del dibujo; éstel suele estar muy marcado, los contornos nítidos y los colores que son intensos (blanco, rojizo, azul), se aplican de forma plana (alveolados). No existen el volumen ni las sombras. La pintura es bidimensional, sin ningún tipo de perspectiva, salvo la jerárquica. Las tonalidades planas no muestran matices ni gradaciones. Cuando quiere señalar distintas escenas, las coloca en bandas superpuestas, aunque aparecen siempre elementos del paisaje, que sugieren un medio concreto y un ámbito real.

Pintura mural de la tumba de Amenemhet. Imperio Nuevo (S. XV a.C.).

El fundamento de la pintura egipcia se encuentra en la cuadriculación del espacio y en la perfecta distribución de las figuras en el mismo, en la consecución de la simetría. Por otro lado, la participación del resto de las características de las otras artes plásticas: se mantiene la ley de la frontalidad, el canon de belleza de los 18 puños, el hieratismo y la quietud, la rigidez, el afán de solemnidad y de eternidad, el simbolismo, los rostros de ojos almendrados con la mirada perdida, así como la visión rectilínea (esa manera de representar las figuras en la que la cabeza y Las extremidades aparecen de perfil, mientras que El ojo y el tronco se posicionan de frente).
Los más importantes restos se han encontrado en las tumbas y en Las excavaciones realizadas es los palacios antiguos y en las tumbas. La inmensa mayoría de los ejemplos que han llegado están en los enterramientos: los murales que decoraban los interiores de las mastabas de Sakkarah, o de los hipogeos del Valle de los Reyes, etc.; rollos de papiros con el "Libro de los Muertos", etc. La Temática de los murales es muy variada: escenas de la Vida Cotidiana (banquetes, escenas campesinas, etc.) o escenas religiosas. En ambos casos con un objetivo muy claro: favorecer la vida en el Más Allá del difunto. Todo ello no fue obstáculo para que aparezcan temas más naturalistas, costumbristas y festivos.

Escena de momificación en la tumba de Senediem en Tebas. Imperio Nuevo.

El Amor a la Naturaleza es una constante: hojas, espigas, pájaros, peces, crean una atmósfera de oasis, a diferencia de la escultura; es un arte para la vida. En los temas se trasluce una alegría que sorprende en una civilización de tumbas. Escenas de caza o pesca, de fiestas con músicos y bailarinas, los trabajos agrícolas en las diferentes estaciones, opulentos ritos cortesanos, todo el bullicio de una sociedad que disfruta se pintan en un recinto funerario, con el deseo de que el difunto goce en la otra vida de todos los placeres y bellezas.
Durante el Imperio Antiguo no es posible disociar bajorrelieve de la pintura, ya que comparten los mismos temas con idénticos Propósitos: representar la vida cotidiana y la Naturaleza, para que ambas puedan ser recreadas en la otra vida, en la Duat. Ya en la Mastaba de Ti (Dinastía V, hacia 2450 a. C.) aparecen diversos bajorrelieves con escenas de trabajos agrícolas pintados
En el Imperio Medio las decoraciones pictóricas, sobre Papiro o el cartonaje de sus ataúdes, narraban, por Medio de jeroglíficos, diversas leyendas mitologicas e ideas tomadas del ritual funerario y contenian el retrato del difunto en la zona correspondiente de la Cabeza. El ataúd, generalmente de madera, se elaboraba desde la Dinastía XI (Siglo XXI a. C.) en forma prismática y, posteriormente, antropoide a fin de colocar en él, más ajustada, la momia, para la cual se hacía, llevando en su exterior decoraciones semejantes a las de ésta, aunque más profusas.

Escena de la vendimia en tumba de Tebas. Imperio Nuevo.

Los asuntos de las pinturas murales decorativas de las cámaras funerarias durante el Imperio Nuevo consistían en relatos mitológicos del Libro de los Muertos y escenas de la vida cotidiana, sobre todo las que más hubieran de servir para manutención, entretenimiento y solaz del difunto en la otra vida, según la creencia de los egipcios.
Con el nombre de Libro de los Muertos, o ritual funerario, se designa los rollos de papiro en que estaban escritas las fórmulas religiosas que les permitieran evitar los peligros de la Duat y alcanzar la inmortalidad. Desde la dinastía XX (unos doce siglos a. C.) se decoraban con dibujos o miniaturas las copias de este libro y era común acompañar a la momia recitando algún fragmento de éstas. Los asuntos de tales miniaturas suelen ser mitológicos y representaciones del juicio de Osiris, figurando el finado y determinados dioses egipcios.
Los referidos usos egipcios y los variados pormenores de su escultura y pintura pueden estudiarse en las magníficas tumbas del Valle de los Reyes y los grandes museos de Europa y, sobre todo, en el Museo Egipcio de El Cairo, donde se exponen multitud de objetos.
Incluso se encontraron diversas representaciones humorísticas y satíricas, de las que destacan las de Deir el Medina. Estas representaciones se dibujaban en ostraca, a excepción de algunas en papiro, como el Papiro erótico de Turín. Las sátiras iban desde temas eróticos casi grotescos a políticos, en los que se desafiaba al faraón. Los personajes suelen ser animales, sobre todo gatos, ratones y ocas.







Esquema y detalle de escena del Papiro erótico de Turín (Papiro 55001). Imperio Nuevo
(XIX dinastía).

El breve período amarniense (reinado del faraón Amenofis IV con capital en Tell-el-Amarna) significó una ruptura excepcional a los cánones de la plástica egipcia, especialmente en lo relativo al tratamiento del retrato. Ahora se persigue un arte más refinado, con una especie de búsqueda de belleza y delicadeza, con figuras alargadas y estilizadas, donde los rostros, gestos y actitudes son mucho más humanos, naturalistas y delicados.

El faraón Amenofis IV y su esposa Nefertiti. Imperio Nuevo (Período de El Amarna).

Algunas de las mejores muestras de pintura egipcia del Imperio Nuevo las podemos encontrar en la Siguientes tumbas:

Tumba de Nakt. Escenas de Caza y Pesca, mujeres tocando instrumentos musicales.

Tumba de Rekhmire. Fabricación de vasijas

Tumba de Nebamón. Bailarinas y escenas de música; cacerías.

Tumba de Nefertari. Cielo estrellado y la reina jugando al ajedrez; vida de ultratumba.

Nebamón cazando patos. Tumba de Nebamón. Imperio Nuevo.


Durante la Dinastía Ptolemaica y en la Dominación romana de Egipto hubo manifestaciones pictóricas que aproximaron las convenciones del arte egipcio a las del arte helenístico y romano, como los Retratos de El Fayum.




Terminamos con un interesante video sobre la pintura egipcia.


6 comentarios:

PACO HIDALGO dijo...

Por fín he conseguido que la entrada se publique como quería, es decir, de manera decente. He eliminado la entrada anterior, la que contenía párrafos desordenados, y reproduzco el comentario de Madame Minuet en dicha entrada, aunque con mi nombre. Gracias

PACO HIDALGO dijo...

Madame Minuet dijo:

Ay, monsieur, a mí lo del papiro erótico de Turín no me lo enseñaban en la escuela! Mire, mire, quien lo iba a decir. A nosotros solo nos mostraban esas figuras que caminaban siempre medio de perfil.

Ya vi que por la mañana habia intentado subirla, pero al intentar acceder no estaba la entrada. Debe de haber un problema con el codigo del video. Ha probado usted sin el?

Feliz tarde

Bisous

Cayetano dijo...

Ya me parecía a mí que la entrada no estaba completa. Ahora sí. Muy buena como siempre.
Desconocía las habilidades pictóricas de los egipcios para escenas de sexo explícito. Un poco "fantasmas" en su exageración con ese miembro descomunal, recordando más al grafiti que al arte serio o formal, pero siempre divertido. ¡Qué poco hemos cambiado!

ROSALIA dijo...

Paco ¿Nefertari es la misma que Nefertiti? Yo conozco más el segundo nombre. La cultura egipcia tiene ese toque místico, quizá por su juego con los sobrenatural y la muerte, tan presente entre los egipcios.
Besos y feliz día de la convivencia en la blogosfera.
(gracias por contestar mis dudas amigo)

La Dame Masquée dijo...

RE: Se trata de "Partida de ajedrez entre López de Segura y Da Cutri en la corte española", por Luigi Mussini (1886).

Espero que los datos le sean de utilidad.

Bisous

Jose dijo...

Como te comentaba en mi última intervención, Paco: magnífica entrada. Se marcha uno de aquí satisfecho por haber repasado lo que se sabe -en mi caso, lo poco que se sabe- e incluso con una sonrisa dibujada en la cara: ese papiro de Turín no tiene desperdicio...

A ver si un día, si te apetece y tal, nos hablas un poco de el sistema de representación arquitectónico que tenían los egipcios, que, según recuerdo, era muy curioso.

Que tengas un muy feliz arranque de semana.

Recibe un cálido saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...