ARTE TORREHERBEROS: LA ARQUITECTURA DEL CINCUECENTO EN ITALIA I
RICHARD ESTES. "Water Taxi, Mount Desert". Óleo sobre lienzo. Kemper Museum of Contemporary Art, Kansas City (Missouri).


BIENVENIDOS A TODOS Y TODAS. Este blog nace con la única pretensión de complementar y facilitar las tareas a los alumnos/as de Historia del Arte de 2º de Bachillerato del IES Torre de los Herberos de Dos Hermanas (Sevilla), así como hacer pasar un rato agradable a todos los amantes del arte. No tiene ninguna otra pretensión intelectual. De los textos es responsable el administrador del Blog, no así de las opiniones expresadas en los comentarios. Las imágenes o fotografías, videos y presentaciones están tomadas de internet mayoritariamente, citando la autoría siempre que ha sido posible; si en alguna de ellas no aparece, es por error o descuido, y ruego que me lo hagan llegar para subsanarlo. Casi todo lo que aparece en estas páginas es libre y abierto, y se puede descargar para otros fines, pidíéndose únicamente que se cite la procedencia.





domingo, 13 de febrero de 2011

LA ARQUITECTURA DEL CINCUECENTO EN ITALIA I

Bramante. Templete San Pietro in Montorio. Roma. 1502-1510.
 
La muerte de Lorenzo de Medicis en 1492 marca el fin de Florencia como capital italiana del arte renacentista. Roma le sucede durante el primer tercio del siglo XVI, dando origen al Renacimiento clásico. Ahora, en el Cincuecento, es la época de los grandes genios del arte, Leonardo, Rafael y Miguel Ángel, pero también de la aparición del capitalismo económico, del fortalecimiento político del estado moderno con las monarquías autoritarias, de las reformas religiosas y de los descubrimientos religiosos.
Roma, la ciudad eterna, va a vivir, bajo los pontificados gloriosos de Julio II y León X. Julio II al elegir su nombre se declaraba heredero de los césares y se sentirá un príncipe militar más que un representante de Dios; sin embargo, fue un mecenas de las artes, al iniciar la construcción de la Basílica del Vaticano, la decoración de la Capilla Sextina y las Estancias, y fomentar las excavaciones arqueológicas, comprando estatuas que se iban descubriendo, tales como el Laoconte, el Hércules Farnesio o el Apolo de Belvedere. León X patrocina otro tipo de hallazgos. Así se descubrió la Domus Aureo o Palacio de Nerón con numerosas galerías enterradas, cuyos pasillos reciben el nombre de grutas y grutescos sus pinturas. El grutesco es un motivo decorativo a base de seres fantásticos, motivos vegetales y animales completamente entrelazados y combinados para formar un todo. Rafael los eligió para decorar las loggias vaticanas.
La arquitectura del Cincuecento representa el clasicismo y la perfección de todos los planes del s. XV. No sólo la perfección técnica sino también emblemática, el edificio se convierte en emblema. Éstos serán de planta centralizada, tanto en edificios grandes como en pequeños. Del 1500 al 1525 se dan los años de pleno clasicismo. Este clasicismo someterá a norma los planteamientos anteriores, sintetizando arte y ciencia, teoría y práctica. Su estricta normativa hizo que durara poco tiempo, dando lugar, cuando entra en crisis en el segundo cuarto del siglo, al Manierismo, que sustituye al clasicismo, serenidad y equilibro por la tensión, expresividad y efectos de capricho y sorpresa.
A partir de aquí, la arquitectura va a ir por sentidos diferentes y sobre todo la religiosa.  A partir de esta fecha hay que diferenciar entre arquitectura civil y religiosa. La religiosa vuelve a la tradicional planta  longitudinal  por  influjo  del  Concilio  de  Trento. En  la  arquitectura  civil  tiene  entrada  el manierismo (que en lo religioso es más comedido). Palacios y Villas serán las más manieristas.

 Bramante. Iglesia de Santa María de las Gracias. Milán. 1492-1498.

Focos: El principal ahora es Roma (y no Florencia), la cual emprende una labor constructiva imponente  sobre  todo  en  el  Vaticano. Después  Venecia, sobre todo en la segunda mitad del siglo XVI, encontrando su arquitecto preferido en Palladio, el cual realiza casi todos los palacios y villas rústicas de Venecia. Después está Milán, la cual mantiene un esfuerzo constructivo desde finales del siglo XV. Pero Florencia, Mantua y Verona no pueden olvidarse tampoco.
Arquitectos:  En Roma trabaja Donato Bramante.  Hasta el 1500 trabaja en Milán y después en Roma. Antonio de Sangallo es una figura que va unida a Miguel Ángel, quizá el principal arquitecto  de  este  siglo,  aunque  empieza  como  arquitecto  tardíamente,  en  1546. Giacopo  Varoci, Vignola  (1507~1573)  será,  con  Palladio  los  teóricos  de  la  arquitectura  de  este  siglo,  y  en  Venecia, Palladio representa el final reinterpretativo del clasicismo.

Donato Bramante (1454-1514)
Nació en Urbino y los primeros trabajos los realizó en Urbino y Milán (allí realizó la Iglesia de Santa María de las Gracias, al estilo local, muy rica en decoración). Luego en Roma, con el estudio de las ruinas, inaugura un estilo solemne, presidido por la potencia del orden dórico, la claridad normativa sin ninguna concesión ornamenta. Realizó tres obras en Roma: El templo conmemorativo de San Pietro in Montorio, el primer proyecto de la Basílica de San Pedro Vaticano y la Exedra o Belvedere del Vaticano (unir dos alas del jardín).
El Templete de San  Pietro  in  Montorio fue  mandado  construir  por  los  Reyes Católicos para dedicarlo a San Pedro. Tiene dos niveles, uno inferior que hace  de  cripta  y  otro  superior  también  de  planta  circular. Observa  un gran  purismo  arquitectónico  sin  ninguna  concesión  a  lo  ornamental. 
Destaca su aplicación rigurosa de un módulo pero con una concepción arquitectónica  muy  rigurosa  y  severa,  basándola  con  orden,  medida  y proporción. Esto va a servir de idea para San Pedro Vaticano.  Realza los elementos  arquitectónicos  con  deferentes  colores  al  igual  que  Brunelleschi,  Sigue  un  orden  dórico perfecto y clásico. Este templo intenta ser la perfección clásica y la demostración de que la planta centralizada era la más perfecta para dar ese sentido de armonía que tanto interesa en esta época. La planta centralizada no servía para los ritos religiosos del catolicismo ni se adapta bien para acoger a las gentes. Pero todo esto no tiene importancia. Aunque el edificio no sirva para hacer las funciones de templo, sirve para plasmar el ideal de armonía y la expresión de la perfección. Tiene un sentido de edificio griego, realizado más para la contemplación del hombre, para causar un placer estético, que para que sirva como templo. El piso inferior es como un peristilo de 16 columnas dóricas y el piso superior está rodeado de una abalaustrada. Se alternan en el muro nichos y pilastras paralelas a las columnas. Es un edificio pequeño, abarcable a primera vista.

 Evolución constructiva de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Roma.

Proyecto de la Basílica de San Pedro. El Papa Julio II encargó a Bramante el proyecto de una nueva  basílica  de  San Pedro Vaticano sobre la vieja basílica paleocristiana. Allí quiere construir también su mausoleo y se lo encarga a Miguel Ángel, pero Bramante le disuade de esa idea. Bramante la diseñó siguiendo los presupuestos de San Pietro, es decir, de planta centralizada, de cruz griega, de cuatro brazos iguales inscritos en un cuadrado de ábsides salientes, articulando los espacios entorno  al  crucero  que sostendrá la gran  cúpula y en los rincones otras cuatro  cúpulas   más pequeñas entre brazo y brazo y con torres en las esquinas. El proyecto  era  de  lo  más  clásico  que  se  había visto, a pesar de que tenía un defecto: no tenía una fachada principal ni puertas monumentales. La cúpula constaría  de  un tambor columnado y una semiesfera con linterna. En este proyecto trata de sintetizar el clasicismo con el cristianismo. Este plano no se llevará a cabo por la muerte de Bramante, ya que cuando muere sólo se habían erigido los gigantescos pilares maestros, y en los años sucesivos varias innovaciones rompieron el plan previsto.
Rafael de Urbino se hizo cargo del proyecto a la muerte de Bramante, cambiando la cruz griega por una cruz latina de sentido longitudinal. Al iniciarse las obras muere también Rafael.
Antonio de Sangallo continúa el proyecto pero vuelve a la cruz griega, muriendo también muy joven. Entonces parece que el proyecto está maldito, terminando las obras Miguel Ángel, simplificando mucho el plan para terminar cuanto antes.

Miguel Ángel (1475-1564)
Miguel es probablemente el más grande genio de la historia del arte, destacando especialmente en la escultura y en la pintura. En su arquitectura priman sobretodo volúmenes antes que los espacios interiores. Su estilo arquitectónico en la ciudad eterna quedó reflejado en la Porta Pía, de dos cuerpos rematadas por almenas, bolas y obeliscos, donde emplea con extraordinaria libertad un arco poligonal y la reforma urbanística de la Plaza del Capitolio, conjunto ordenado rodeado de tres edificios: el palacio del Senado, el Capitolio y el Palacio de los Conservadores, mientras en el centro queda la plaza con un bello dibujo geométrico, donde se colocó la estatua ecuestre de Marco Aurelio. 

 Miguel Ángel. Diseño de la Plaza del Capitolio. Roma. 1546.

En Roma recibe el encargo de culminar la Basílica de San Pedro, vengándose así de su enemigo Bramante. Su proyecto sigue   fiel    la   planta   centralizada,   pero   pone   una   fachada   monumental   con   columnas gigantescas y unas grandes escaleras.   No pone torres en las esquinas y resalta la gran cúpula como símbolo  del  cobijo  que  la  Iglesia  Católica  da  a  la Humanidad.   Deja  las  4  pequeñas  cúpulas  de  los ángulos y deja el final de los brazos en redondo para simular mejor la planta circular. También cambió la forma de la Cúpula de San Pedro, no respetó la tradición clásica y se inspiró más en la de Brunelleschi de Florencia. Es una cúpula ligeramente peraltada y apuntada, resalta los gruesos nervios que así resaltan a su vez el peralte.  Tiene un doble tambor y una linterna.  En el primer tambor hay una ruptura de la armonía diseñada por Bramante hacia lo manierista y monumental con unas grandes columnas dobles que son el origen de los nervios de la cúpula.  Entre esas columnas dobles  pone  frontones  triangulares  y  semicirculares  alternados,   como  si  se tratara  de  un  edificio. El  segundo  tambor  actúa  como  un  gigantesco entablamento.  En  la  cúpula  abre  tres  filas  de  ventanas  falsas  Cuando  acabó  Miguel  Ángel  esta  cúpula  ya estaba realizada la cruz griega de la Iglesia pero no su fachada.  Todavía falta la aportación de otro arquitecto: Carlo Maderna, pero eso lo veremos más tarde en el siglo XVII.

 Miguel Ángel. Cúpula de la Basílica de San Pedro del Vaticano. Roma. 

En la Basílica de San Lorenzo de Florencia el Papa León X le encarga la Sacristía Nueva para que sirviera de capilla funeraria para los miembros de la familia de los Medicis, el la cual Miguel Ángel imprime una tensión nerviosa al utilizar frontones curvos y ventanas ciegas, tabernáculos, que será muy diferente en mesura, orden y regla a lo que se hacía antes. En el mismo edificio proyecta la Escalinata de la Biblioteca Laurentina, que consta de vestíbulo y sala de lectura. La escalera la concibe monumental, utiliza todo el espacio que se  le  da  y  utiliza  sólo  elementos  arquitectónicos,  sin  ningún tipo de decoración añadida. Tiene tres tramos inferiores que se unen en uno sólo superior.  La escalera se destaca por su color gris sobre las paredes blancas. Utiliza también ventanas falsas, soportes desmesurados, columnas que no soportan nada y una sensación de agobio por la   utilización   del   espacio,   todo   ello   son   características manieristas.
El   Palacio   Farnesio de Roma  lo   empieza    construir Sangallo  y  lo  termina  en  1546  Miguel  Ángel.  Hace  un palacio   muy   normal,  com todos,   palacio  bloque  y homogéneo como el típico palacio florentino, Diferencia los  tres  pisos  por  el  modo  de diseñar  los  vanos y él realiza la cornisa. 

Miguel Ángel. Escalera de la biblioteca laurenciana. Iglesia de San Lorenzo. 
Florencia. 1524-1534.

10 comentarios:

Cayetano dijo...

Miguel Ángel era un monstruo, no por feo, sino por rareza creativa. Lo dominaba todo.
Un saludo.

Miuris dijo...

Hola Paco
el arte que expresas en tu blog es un marco perfecto para el amor,el sentimiento que bien moldeado, puede convertirse en el arte mas exquisito.

Feliz día del amor apreciado amigo.

Abrazos

La Dame Masquée dijo...

Vaya paseito por el cincuecento nos ha dado, monsieur, nada menos. Uno de esos días en los que no sabría con qué quedarme.

Feliz tarde de domingo

Bisous

Manuel dijo...

Paco como siempre interesante.
Miguel angel fue algo así como fuera de época.

Saludos

desdelaterraza-viajaralahistoria dijo...

Me ha gustado en especial la evolución del proyecto de San Pedro. Magnífico Paco, siempre tan completo como didáctico. Un abrazo.

ROSALÍA. dijo...

La escalera de la Biblioteca Laurentina me ha embaucado. Es preciosa. Miguel Ángel era un artista y no creo que se repita algo así.
Besos Paco.

CAROLVS II, HISPANIARVM ET INDIARVM REX dijo...

Que buenos recuerdos me ha traído esta entrada. Como sabes viví en Roma durante 7 meses hace unos años. Es un ciudad increíble, grandiosa artísticamente y decandente, sucia y ajetreada al mismo tiempo.

Todos los monumentos que nos citan quitan el aliento con tan sólo contemplarlos, son majestuosos y propios de esa Roma Caput Mundi, capital del mundo y que anticipan la gran Roma Barroca y triunfal sobre las artes.

San Pietro in Montorio me trae buenos recuerdos. Situada sobre el monte llamado Gianicolo con excepcionales vistas sobre la capital del Tíber (Tebere en italiano), sobre todo al atardecer. Está lleno de referencias a la Monarquía Hispánica (entre ellos una placa dedicada a Felipe III), además alberga la sede de la Academia Española de Roma.

Un saludo.

PD: para cuándo una entrda sobre el palacio de de la Embajada de España en Roma en la llamada Piazza di Spagna? por pedir que no quede :-)

Katy dijo...

En Italia se sabe cuando comenzamos pero nunca ciando terminaremos, Por algo es el primer país visitado del mundo. Lugares comunes que describes que he tenido la suerte de visitar. Y ahora hago el repaso perfecto. Difícil aprobar contigo
Un abrazo

Antonio Martínez dijo...

Completo repaso, como siempre. Mañana cuelgo un post sobre una obra de Palladio... manierismo...Venecia... Un complemento, vamos

CarmenBéjar dijo...

No conocía el aspecto de la iglesia de Santa María de las Gracias, construñída por Bramante y me ha dejado un poco estupefacta, porque no se parece en nada a su rmónico templete de San Pietro in Montorio. Quizás me parezca un poco más caótico su diseño. Y qué decir de la Biblioteca Laurentiana de Miguel Ángel, el inicio del manierismo en arquitectura...

Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...